Los datos de Naciones Unidas sobre homicidios en México son falsos

La semana anterior la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito dio a conocer un estudio sobre incidencia de homicidio doloso en el mundo , en el cual se señala que en 2010 con 20,585 víctimas de ese crimen, México tuvo una tasa de 18.1 por cada 100 mil habitantes. Según esto México ocuparía el lugar 39 en incidencia de homicidio doloso en un listado de 202 naciones.

Sin embargo los datos dados a conocer por Naciones Unidas son erróneos, pues en realidad en 2010 no hubo 20,585 sino una cifra 39% superior: cuando menos 28,527 homicidios dolosos. Asimismo, la tasa no fue de 18.1 por cada 100 mil habitantes, sino de 25.5 (considerando una población de poco más de 112 millones de habitantes según el Censo).

Por tanto entre 2005 y 2010 los homicidios dolosos no aumentaron en 65% como señala el citado informe, sino de de 153% al pasar de 11,255 en el primer año a 28,527 en el segundo. Asimismo México ya no figura en el lugar 39 del listado de países de mayor a menor tasa de homicidios, sino en el 20 por encima de naciones como Brasil o República Dominicana.

Por supuesto la falsedad de los datos oficiales no es algo que pueda atribuirse al organismo de Naciones Unidas, sino al gobierno mexicano, al afán de gobernantes mexicanos y en particular de gobernantes locales, por ocultar las cifras verdaderas de la violencia en México.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito refiere como fuente de sus datos a la “Policía Nacional”, pero en México no existe tal institución. Por lo cual debemos suponer que se refiere ya sea a la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno federal o al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. La cifra 20,585 homicidios  que maneja el citado informe es muy similar a la cifra del Secretariado Ejecutivo: 20,127.

¿En que nos basamos para firmar que los datos oficiales que fueron reportados a Naciones Unidas son falsos? En informaciones de diferentes fuentes oficiales, que contradicen las cifras ya sean las del Secretariado Ejecutivo, ya sean las reportadas a Naciones Unidas. Y esas fuentes son principalmente tres:

  • La Base de Datos sobre homicidios atribuibles al crimen organizado publicada por el gobierno federal desde el 12 de enero se 2011 y con datos del 1 de diciembre de 2006 hasta diciembre de 2010.
  • El informe preliminar sobre mortalidad y en particular sobre las muertes provocadas por “agresión” en 2010 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, dado a conocer el 28 de julio de 2011.
  • Reportes escritos y verbales de autoridades de la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua.

La Base de Datos ofrece cifras que son una parte del total de homicidios registrados en las entidades federativas y los municipios, pues no todos los asesinatos ocurridos son atribuibles a la delincuencia organizada. Por tanto resultaría absurdo que las cifras totales de homicidios dolosos fueran inferiores a las cifras de homicidios dolosos atribuibles a la delincuencia organizada, es decir: el todo no puede ser inferior a una de sus partes.

Pero eso es exactamente lo que ocurrió en algunos casos. Por ejemplo el gobierno de Tamaulipas reportó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que en 2010 hubo 719 homicidios dolosos en total, pero en la Base de Datos la cifra de ejecuciones en eses estado fue de 1,209. El gobierno de Nayarit reportó un total de 368 homicidios dolosos, pero la Base de Datos registró 377. Es obvio que los gobiernos de Tamaulipas y Nayarit “rasuran” y “maquillan” sus cifras.

Respecto a la información del INEGI quepa señalar que se trata de cifras que se refieren a idéntico fenómeno: muertes provocadas intencionalmente. El INEGI se basa en actas de defunción y las procuradurías que reportan al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se basan en averiguaciones previas iniciadas. Pero si las cifras de las procuradurías están por debajo de las del INEGI es obvio que las procuradurías están manipulando los datos.

Para empezar, mientras que la cifra total de homicidios dolosos del Sistema Nacional de Seguridad Pública  es 20,127 (y de 20,585 la cifra manejada por el informe de Naciones Unidas), la cifra total del INEGI es de 24,374, es decir: un 21% superior. Pero los datos del INEGI ofrecen cifras preliminares, de modo que una vez que sean definitivas seguramente presentarán cifras todavía más abultadas.

Los casos más escandalosos de discrepancia entre las cifras del INEGI y las reportadas por las procuradurías al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, son los del Estado de México y del Estado de Baja California. En el primer caso las cifras del INEGI son  82% más altas y en el de Baja California son 74% superiores.

Respecto al caso de Chihuahua el gobierno local reportó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública 3,806 homicidios dolosos, pero según la Base de Datos la cifra de  asesinatos únicamente atribuibles a la delincuencia organizada es mayor: 4,427. La cifra del INEGI es todavía más alta: 4,747. Pero aún esta cifra del INEGI se queda corta frente a la realidad que ha tenido que admitir la Fiscalía General: 7,209.

Ahora bien ¿de donde sale la cifra de 28,527 que nosotros estimamos? De la aplicación de los siguientes criterios:

  • Para la mayoría de las entidades federativas se consideran las cifras más altas ofrecidas por las diferentes fuentes, pues la experiencia ha enseñado que las cifras más altas son las más cercanas a la verdad.
  • Respecto a Tamaulipas la cifra que estimamos de 1,407, resultada de sumar a la cifra de 1,209 ejecutados, según la Base de Datos, la cifra de 198, que es el promedio anual de los asesinatos habidos en el estado entre 2005 y 2009 y que no son atribuibles a la delincuencia organizada.
  • En el caso del Estado de México no tomamos la cifra más alta, que es la del INEGI, sino que estimamos una mayor y que corresponde al promedio de homicidios dolosos habidos entre 2000 y 2006 ¿Por qué? Porque las cifras oficiales a partir de 2007 no son confiables, están manipuladas con fines político-electorales. En 2006 se registraron 2,766 homicidios dolosos, pero en 2007 supuestamente se produjo un verdadero milagro: los asesinatos cayeron en ¡un 59%! a pasar a 1,127. En los siguientes años las cifras oficiales fueron por estilo: poco más de mil, en medio de una ola creciente de violencia en el Estado de México. Una verdadera fábula.

La cifra de 28,527 no considera los casos de desaparecidos, de personas privadas de su libertad, asesinadas, inhumadas clandestinamente y cuyos cadáveres no han sido encontrados ¿Cuántos desaparecidos hubo en 2010?, ¿mil?, ¿mil quinientos?, ¿más? No lo sabemos. Pero el número que sea hace todavía más insostenible las cifras oficiales.

Finalmente, cabe indicar que se adjuntan al presente comunicado dos documentos:

  • Una tabla en la cual aparecen, desglosados por entidad federativa los datos sobre homicidios dolosos de diferentes fuentes. En una primera columna figuran los datos reportados por los gobiernos de las entidades federativas al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; en una segunda columna las cifras preliminares del INEGI respecto a 2010; en una tercera columna las cifras de la Base de Datos de asesinatos atribuidos a la delincuencia organizada y en la cuarta columna las cifras que consideramos son las más aproximadas a la realidad.
  • La carta entregada al representante en México de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en la cual explicamos lo aquí expuesto.

CIFRAS SOBRE INCIDENCIA DE HOMICIDIOS DOLOSOS EN MÉXICO EN 2010, SEGÚN DIVERSAS FUENTES

Entidad Sis. Nal. de Seguridad Pública INEGI Base de Datos DO Cifra más aprox. a la realidad

Aguascalientes

75

73

46

75

Baja California

883

1,539

540

1,539

Baja California Sur

48

55

10

55

Campeche

59

50

10

59

Chiapas

513

147

77

513

Chihuahua

3,806

4,747

4,427

7,209

Coahuila

407

499

384

499

Colima

93

128

101

128

Distrito Federal

811

1,064

191

1,064

Durango

1,025

1,197

834

1,197

Guanajuato

448

445

152

448

Guerrero

1,500

1,629

1,137

1,629

Hidalgo

134

96

52

134

Jalisco

879

1,074

593

1,074

México

1,153

2,096

623

2,700

Michoacán

699

741

520

741

Morelos

559

487

335

559

Nayarit

368

542

377

542

Nuevo León

828

994

620

994

Oaxaca

496

732

167

732

Puebla

415

346

51

415

Querétaro

58

74

13

74

Quintana Roo

234

145

64

234

San Luis Potosí

293

378

135

378

Sinaloa

2,251

2,505

1,815

2,505

Sonora

654

745

495

745

Tabasco

143

200

73

200

Tamaulipas

719

970

1,209

1,407

Tlaxcala

48

57

4

57

Veracruz

382

430

179

430

Yucatán

36

34

2

36

Zacatecas

110

155

37

155

R. Mexicana

20,127

24,374

15,273

28,527