Reconocimiento al Ejército Mexicano en Morelos

Que se oiga fuerte y claro aquí y hasta el último rincón de Nuestra Patria:
Aunque el Crimen Organizado siga incrementando sus muestras de crueldad y cobardía...

Aún cuando se haga apoyar por mercenarios dentro y fuera de Nuestro País; Nuestro Glorioso Ejército Mexicano lo seguirá combatiendo y frenará todos sus ataques hasta derrotarlo por completo y devolver la Paz a Nuestra querida Patria.

General de Brigada DEM Leopoldo Díaz Pérez
Comandante de la XXIV Zona Militar

Dr. Marco Antonio Adame Castillo
Gobernador Constitucional del Estado de Morelos

Honorables miembros del Presídium

Oficiales, Soldados y Miembros de las Fuerzas Armadas Mexicanas

SEÑORES Y SEÑORAS:

Por todos es sabido que la sociedad mexicana entera siente amenazados gravemente sus Derechos Humanos, de vida, libertad, paz social y seguridad pública; amenaza que proviene de la narco‐violencia que domina el país y lo peor es que esta situación se prolonga porque subsisten las mismas condiciones que determinan este fenómeno.

Estas condiciones son tres:

1ª‐ La voluntad de las organizaciones criminales de seguir la “guerra”, con la ilusión de exterminar al rival y apoderarse de sus espacios delictivos.

2ª‐ La tendencia de los grupos criminales de expandirse de un giro delictivo a otro, como un imperativo en la lógica de la “guerra”.

3ª‐ La impotencia del Estado Mexicano y en particular de sus tres niveles de gobierno, ante el poder del crimen organizado, que desafía el monopolio estatal de la violencia. Ante este deterioro, la intervención de las Fuerzas Armadas está totalmente justificada, ya que la finalidad de su intervención es la PAZ; y para preservarla el Estado Mexicano tiene el deber y el derecho legítimo del uso de la fuerza. La intervención de nuestro Glorioso Ejército Mexicano no sólo está justificada; sino que es hoy necesaria e indispensable para preservar la “seguridad Interior” del Estado Mexicano.

Pero es imposible resolver el problema del narcotráfico y vencer al Crimen Organizado sin seguir puntualmente estos tres pasos:

1‐ Reconocer la terrible magnitud de su poder y su incontable riqueza. Quien desconoce o menosprecia el poder del enemigo, está derrotado de antemano.

2‐ Desenmascarar a los aliados que tiene dentro y fuera del País: Negar o callar la realidad del poder Mundial de los enemigos de la Patria, sería otro error que nos haría fracasar

3‐ Mantener íntegra la fuerza de Nuestro Glorioso Ejército Mexicano, sosteniendo el DerechoMilitar que la sustenta dentro de la legalidad. Porque estamos a mitad de una guerra y sería absurdo querer juzgar como civiles, a quienes diariamente arriesgan su vida por mantener la Paz y las Instituciones con que vivimos todos los civiles.

 

Analicemos cada punto:

PRIMERO: Es evidente para todos que el narcotráfico dispone de cuantiosos recursos que utiliza para:

A‐ Pagar armas y contratar sicarios que cometan los más aberrantes asesinatos.

B‐ Generar revueltas y movilizaciones populares; así como impulsar una corriente de “opinión pública” que busque quitar el fuero militar o de guerra al Ejército, poniendo de pretexto extralimitaciones aisladas de algunos militares –reales o inventadas‐ y pidiendo que sean juzgadas por tribunales civiles para llevar los casos a un terreno en donde pueden con cierta facilidad corromper a quienes juzguen a los miembros del Ejército.

SEGUNDO: El Narco tráfico dispone de innumerables apoyos internacionales para:

A‐ Movilizar y comercializar sus productos trascendiendo fronteras en todo el Mundo

B‐ Destruir con sus drogas el presente y el futuro de nuestra Patria al envenenar con sus drogas a nuestra niñez y juventud.

C‐ Financiar Organizaciones Trasnacionales para tratar de desprestigiar a las Fuerzas Armadas y con ello dejar el paso libre al Crimen Organizado. Ejemplo de estos grupos son AmnistíaInternacional y Human Rights Watch, quienes favorecen al narcotráfico calumniando a Nuestro Ejército, y que con 5 casos “emblemáticos” que involucran a 35 víctimas pretenden justificar que existe un “preocupante patrón de crímenes cometidos por el Ejército en sus operativos, que existe una violación sistemática a los DH, con abusos “frecuentes” y en algunas zonas “habituales” y “rutinarios”; hablan de una supuesta impunidad uniformada del Ejército Mexicano.

35 víctimas cuando hay más de 16,000 ejecutados? 35 víctimas cuando hay más de 565 soldados y oficiales asesinados por cumplir su trabajo y defender a su patria? Todas sus afirmaciones son “falsas”, Es cierto que hay algunas violaciones a DH por algunosmiembros del Ejército, pero son aisladas y, no se consienten ni protegen por los mandos militares, ya que existe la firme determinación de castigar severamente todos los abusos en los que incurran los oficiales y soldados.

Tanto Human Rights Watch como Amnistía Internacional carecen totalmente de autoridad moral, porque ellos se han autoproclamado “JUECES DEL MUNDO” y su única fuerza es la publicidad y los inagotables recursos que les proporcionan sus padrinos. Si realmente les importaran los Derechos Humanos de los mexicanos a Amnistía Internacional o a Human Right Watch ¿Por qué no investigan y se pronuncian públicamente por los más de 1000 asesinados en secuestro? ¿Por qué guardan silencio criminal y “cómplice” ante la violencia irracional de los cárteles del narcotráfico?

Por ejemplo, aquí en Morelos el cártel de los Beltrán Leyva asesina, secuestra, extorsiona, envenena y se disputa la plaza con sus antiguos socios de Sinaloa quienes responden de igual forma. Este silencio “podría” tener la explicación de que con sus “pseudo informes” a quienes benefician son a las organizaciones criminales. Que expliquen de dónde sacan sus recursos para financiar sus actividades, ya que pudieran provenir de los carteles del narcotráfico.

Los grupos criminales del narcotráfico han difundido un comunicado en el que se afirma que el Ejército Mexicano está limpiando la plaza con grupos de exterminio, “falso” los únicos grupos de sicarios y de limpieza social son los de los narcotraficantes que se están peleando por
apoderarse del estado de Morelos.

TERCERO: Nuestro Ejército necesita toda la fuerza del Derecho para cumplir su Misión: En medio de esta cruenta guerra, nuestras Fuerzas Armadas necesitan tener poder suficiente para cumplir su Misión y derrotar a criminales que no respetan ley alguna. Esta fuerza se sustenta y
descansa en un marco jurídico, que incluye el fuero de guerra o fuero militar, garantizado en el artículo 13º. De la Constitución Política.
Este Derecho Militar es sumamente severo y se aplica en los casos de presuntos delitos cometidos por militares en operaciones del Ejército o la Fuerza Aérea o la Armada. No se aplica en delitos que un militar cometiera fuera de dichas acciones en ámbitos no militares.

El Fuero Militar no es como el fuero de legisladores y gobernantes, que por desgracia, en muchos casos, es “impunidad” al impedir que algunos políticos con ese fuero sean juzgados por presuntos delitos, por ejemplo, por la utilización de recursos de procedencia ilícita para sus campañas políticas, incluso por “nexos” con el crimen organizado del narcotráfico.

El Fuero Militar significa, por el contrario, que los militares van a juzgar a quienes se hayan extralimitado en sus funciones, a quienes se hayan propasado, a quienes hayan incurrido en acciones fuera de la ley. Y lo harán con todo el rigor de la ley, con la disciplina militar, en tribunales especiales, y con un estricto seguimiento de la Procuraduría de Justicia Militar y de la Dirección General de Derechos Humanos.

Por todo lo aquí expuesto y demostrado con total claridad, desde esta tribuna exigimos al Senado de la República, aprobar la Iniciativa de Ley de Seguridad Nacional, que reforma algunos artículos, en el que se preserve el fuero de guerra, sin cambio constitucional alguno. Y así, fortalezcan y precisen con toda claridad las atribuciones de las Fuerzas Armadas para poder intervenir cuando se afecta la “seguridad interior” del país.

Por esta lucha que está librando el Ejército Mexicano y en autentico reconocimiento a su determinación de librarnos de estas lacras sociales hoy venimos diversas organizaciones de la sociedad civil agrupados en el Movimiento Blanco a darles nuestro apoyo, a manifestarles públicamente nuestra confianza en su trabajo y a expresar de viva voz y sin escondernos, que los Morelenses y los mexicanos agradecemos lo que están haciendo por México.