Ante el asesinato del candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas

Los grupos de crimen organizado, especialmente de narcotráfico en el estado de Tamaulipas, y en otras entidades , Chihuahua, Durango, Sinaloa y otros, es herencia del “viejo sistema político” que fomentó mecanismos de corrupción y permitió la impunidad a cambio de incondicionalidad.

El asesinato del candidato Cantú no es de primera intención un atentado contra la democracia o contra las instituciones del país; con la información disponible, estamos ante un hecho grave, de máxima violencia, como respuesta de un grupo criminal en contra de otro con más influencia en el poder en Tamaulipas.

Desde luego es un salto cualitativo que evidencia la narco política, es decir la incidencia directa del crimen organizado en las decisiones y hechos políticos. No sólo participan en el financiamiento de algunas campañas, sino que buscan la impunidad la protección política, la complicidad de ciertas autoridades

Descarga presionando AQUÍ!