Entrega sociedad reconocimiento a militares en Sinaloa

Representantes del sector empresarial, educativo, juvenil, iglesia católica y del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal reconocieron con un emotivo homenaje, la labor de los elementos caídos de las Fuerzas Armadas quienes se han mantenido en pie de lucha por acabar con la delincuencia organizada, no sólo en Sinaloa, sino en todo el país.

Por ello, se llevó a cabo una ceremonia en el Asta Bandera donde se destacó el gran trabajo que realizan instituciones como El Ejército Mexicano, La Marina Armada de México y Fuerza Aérea quienes velan por la seguridad de toda la sociedad.

A voz de la ciudadanía organizada, Edna Fong Payán, Vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Mexicanas Jefa de Empresas de Culiacán, Sinaloa, en un emotivo mensaje distinguió el esfuerzo, la honorabilidad y patriotismo con el que se conducen estas instituciones que se encuentran siempre leales con el pueblo, además de lamentar la gran pérdida que es para México la caída de los elementos entregados con su deber.

“La Sociedad Mexicana en su conjunto celebramos este día y damos un merecido homenaje a nuestro Ejército Mexicano, a la Marina Armada de México y a la Fuerza Aérea, sabedores que siempre, y bajo cualquier circunstancia, estarán del lado de las mejores causas, siempre aliadas y protectoras de la sociedad, siempre del lado de México”, manifestó.

Asimismo en su participación, Ambrocio Mojardín Heráldez, Coordinador General del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública Estatal, hizo alusión al anhelo de todos los ciudadanos, un Sinaloa con paz y sana convivencia, que se busca con el respaldo y apoyo de los soldados quienes se mantienen firmes en base a la unión, organización y cooperación con el pueblo.

Es por ello que señaló que este homenaje, es un significativo reconocimiento a quienes dieron todo por la estabilidad colectiva y la construcción de un México mejor.

En cada soldado que pierde su vida buscando darnos seguridad y paz perdemos un aliado solidario; un hermano que se dedica a protegernos. Igualmente, en cada policía de cualquier rango y de cualquier corporación, que cae cumpliendo sus funciones perdemos un grano de esperanza por una sociedad más tranquila y segura”, precisó.

Durante el acto donde se distinguió la grandeza y el heroísmo de los soldados, intervino el niño, Ismael Bello Beltrán quien a nombre de la niñez sinaloense, pidió trabajar en conjunto por la construcción de la paz para recobrar el valor más importante, el respeto.

“Los niños de Culiacán y de Sinaloa, somos el futuro de esta nación, por favor, los invito a todos a trabajar en fomentar más en esta generación, el amor, el respeto, el cuidado y sobre todo estrechar lazos como una comunidad unida con nuestras Fuerzas Armadas”, puntualizó.

En la participación del General Brigadier Diplomado de Estado César Augusto Bonilla Orozco, Jefe de Estado Mayor de la 9na Zona Militar agradeció a los empresarios y representantes de la sociedad civil que los convocaron, por haberse organizado y reunido en representación de muchos mexicanos para hacer patente el reconocimiento especial al personal militar lesionado y derechohabientes del personal fallecido en el cumplimiento de su deber.

“Los miembros de las fuerzas armadas aun en las condiciones más adversas de terreno, clima, e inseguridad no flaqueamos, por que los militares no regateamos el apoyo a la sociedad, ni nos quebrantamos, ni nos acobardamos, ante las situaciones más difíciles, estamos con el pecho erguido y la frente en alto, no estamos doblegados, porque nuestro trabajo es permanente, leal y desinteresado, solo nos mueve el impulso de servir a ustedes y a nuestro México querido”, compartió.

De acuerdo al protocolo, se rindieron los honores a la bandera, la entonación del Himno Nacional y se llevó a cabo la salva de honor con fusilería. Además, en el evento se contó con la presencia de autoridades militares y representantes de la ciudadanía organizada.

Al finalizar la ceremonia, a manera de homenaje se lanzaron al río 11 barquitos de papel simbolizando el sacrificio de Nuestros Soldados, 11 barquitos iluminados para recordar que las Fuerzas Armas son nuestros verdaderos héroes. Se invitó a los familiares de los soldados caídos a dirigir y acompañar la dinámica.

“La Paz no es un regalo, la Paz se construye”.