Boletín de seguridad octubre 2016

La inseguridad en el México actual se ha convertido en una especie de "barómetro" respecto a la política nacional.

La Arquidiócesis de México y legisladores de oposición hicieron un llamado al Gobierno Federal para que revise su estrategia anticrimen, pues consideran que México vive en la actualidad una situación de violencia "imparable".

La SEGOB, a través de su Agenda Nacional de Riesgos, informó que la delincuencia organizada es parte prioritaria de la seguridad pública por la violencia y los delitos de alto impacto, derivados del narcotráfico. En consecuencia el Estado mexicano confronta hoy día un preocupante aumento de crímenes, una continua expansión del crimen organizado y complicidad policiaca.

Un amplio estudio de la ONG "México Evalúa", constata que el país tiene un problema de violencia y reclaman que el principal problema es que tanto el Gobierno Federal como las 32 entidades estatales manipulan los datos de las estadísticas delictivas que se publican en los medios.

Entre los acontecimientos más destacados figura que el Presidente Peña Nieto ordenó, en pleno escándalo del exgobernador Duarte de Veracruz, prófugo de la justicia, la destitución de la titular de la PGR, Arely Gómez, por Raúl Cervantes Andrade como nuevo Procurador General de la República.

El nombramiento de Arely Gómez como nueva titular de la Secretaria de Función Pública, que no goza de buena reputación por el dudoso manejo del asunto de la "casa blanca" por el anterior titular, puede entenderse como intento del Presidente Peña Nieto y de su gobierno de darle al tema de anticorrupción un nuevo enfoque.

Este nuevo enfoque de resaltar el combate de la corrupción en lo que resta de este sexenio, es apoyado por el nuevo Presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, quién defiende fehacientemente la lucha contra la corrupción dentro del PRI, actualmente con prioridad contra las corruptelas de los exgobernadores de su partido, que culminó recién en la expulsión del ya prófugo Gobernador, con licencia del Estado de Veracruz, Javier Duarte.

En este mismo contexto Ochoa Reza ya inició los correspondientes procedimientos contra los otros futuros exgobernadores de Chihuahua, César Duarte, y de Borge de Quintana Roo, en vías de enjuiciamiento por corrupción, fraude y malversación de fondos.

Referente a los nuevos enfoques de anticorrupción cabe mencionar la expresión del Presidente Peña Nieto que "el tema de la corrupción está en todas las órdenes de la sociedad y en todos los ámbitos", criticada en círculos políticos y de la ciudadanía.

El nombramiento de Raúl Cervantes Andrade como nuevo titular de la PGR, ex presidente del Senado con su propio bufete de abogados y familiar de uno de los asesores del Presidente Peña Nieto, tiene más trascendencia, porque dentro de las reformas que se avecinan, es muy probable que se convierta a corto plazo en el primer Fiscal General de la Nación.

En este cargo, que tendrá una duración de nueve años, le corresponderá la titularidad del ejercicio de la acción penal y estarán a su cago los sistemas de inteligencia y policial.

Entorno a la problemática situación política del país, hay indicios que ciertas  personalidades intelectuales, académicos, politólogos, sociólogos, historiadores, escritores independientes, profesionistas y especialistas de diferente índole, están articulando una oposición con criterios en base a la percepción, el análisis y las debilidades de las políticas, estrategias y programas gubernamentales y estatales de seguridad, que se podría considerar como desafío del siglo XXI y apoyo democrático.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

El Secretario de Gobernación, Osorio Chong, y el CCE -Consejo Coordinador Empresarial, consideran que la inseguridad requiere que se aplique la estrategia de combate al crimen organizado región por región, por cambios de escenarios que se presentan en las diferentes entidades estatales.

Además, el Presidente del CCE, Juan Pablo Castellanos, se refirió a la necesidad de una mayor coordinación entre el gobierno y el sector empresarial para hacer frente a las milenarias pérdidas por los robos y asaltos de transportes de mercancía en las carreteras, las extorsiones y el cobro de derecho de piso.

Autoridades Federales registraron de enero a septiembre 2016 un total de un millón 986 delitos. El estado de México es señalado como la entidad con mayor número de ilícitos, seguido por la CDMX, los Estados de Guanajuato, Jalisco, Baja California, Tabasco y Chihuahua. Además, se señalan los Estados de Guerrero, Michoacán, Veracruz, Guanajuato, Estado de México, Sinaloa y Morelos entre los más violentos.

El Comisionado de Nacional de Seguridad Nacional, Renato Sales, intentó nuevamente abordar el problema candente de la inseguridad y los altos índices de crímenes en todo el país, recurriendo a la presunta culpabilidad y errores cometidos por el gobierno de Felipe Calderón durante el sexenio 2006 a 2012.

Sin embargo, esta teoría y justificaciones del actual gobierno de Enrique Peña Nieto, después de que, durante los últimos cuatro años de combatir la delincuencia organizada y el narcotráfico, con justificando su propia estrategia de seguridad y combate, no convence, puesto que parece que ha habido bastante tiempo, para revertir los errores atribuidos al anterior gobierno y sexenio.

Un recuento del Diario Milenio registra en este mes de octubre mil 84 homicidios y desde enero a septiembre 2016 un total de 9 mil 103, de los cuáles más de un 60% se atribuyen al narcotráfico. Se pronostica a la vez que el año 2016 podría llegar a ser el más sangriento del sexenio del Presidente Peña Nieto.

Las cifras rojas indican como principales entidades en homicidios Colima, Guerrero, Sinaloa, Baja California, Chihuahua, Morelos, en Secuestro Tamaulipas, Tabasco, Morelos, Guerrero, Zacatecas y Veracruz, en extorsión Baja California Sur, Nuevo León, Colima, San Luis Potosí, Jalisco y CDMX.

La reciente detención de Felipe Flores, ex director de la policía de Iguala, y supuestamente máximo responsable de la masacre y desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26./27.09.2014, es una pieza clave en la aclaración definitiva de este polémico criminen.

SEGOB, SHCP Y BANXICO advierten de la gran amenaza para la seguridad nacional por el alarmante crecimiento del lavado de dinero. Como los principales factores señalan el crimen organizado y el volumen de fondos generado por actividades ilícitos a gran escala.

En la Zona Metropolitana de CDMX y el Estado de México aumenta la percepción de inseguridad. Según SESNSP, en CDMX se han incremento los asaltos y robos a vehículos en las más transcurridas vías, robos a casas y residencias, mientras que en el Estado de México han crecido el secuestro y la extorsión.

En las líneas de autobuses entre CDMX y Toluca aumentaron los asaltos y robos de pasajeros, también armados, con numerosos casos de asesinatos.

Comentarios

Las diversas y cada vez más amplias publicaciones y reportajes de los medios, prensa, TV y radio, referente a casos de asaltos, asesinatos de personas de diferente procedencia, alcaldes, políticos y diputados activos o retirados, comandantes de policías federales, estatales y municipales, etc., cometidos por el crimen organizado con inusitada violencia y crueldad (torturados, degollados, destazados), dan la sensación, que en todo el país el crimen organizado, los narco-cárteles y grupos de sicarios desprendidos de cárteles, han aumentado de una manera increíble e inimaginable.

Para completar este panorama hay que mencionar el alarmante secuestro de una hija de un General (jubilado) de la justicia militar en la autopista de México a Querétaro (km 105). El comprensible hermetismo de las autoridades del Ejército es comprensivo, a la vez que podría indicar un trasfondo no usual como un secuestro cualquiera.

En este contexto cabe mencionar el (anterior) asesinato del Juez Federal Vicente Antonio Bermúdez Zacarías, Quinto Juez de Amparo en Materia Penal en el Estado de México, a plena luz de día, cerca de su casa en Metepec.

Este vil asesinato conmocionó el sistema judicial del país, pues él llevó casos contra "El Chapo", Los Zetas, los Cárteles de Los Zetas y de Sinaloa, Los Cuínis, etc.

El Estado de Morelos es el centro de un conflicto por su ubicación entre la Ciudad de México, Estado de México, Estado de Puebla y Tlaxcala, Guerrero e Hidalgo, por lo que está expuesto a una gran diversidad de crímenes de alto impacto, entre homicidios, secuestro y extorsión.

Durante este mes de octubre se reportaron 36 homicidios. Como lugares más afectados se señalan Xochitepec, los límites entre Tepoztlán y Jiutepec, los poblados de San Agustín y Tlayacapan, los municipios de Emiliano Zapata, Micotlan y Cuautla y la autopista Cuautla-Oaxaca.

Entre los Cárteles que operan en este estado se mencionan La Familia Michoacana, Guerreros Unidos, Los Rojos y células de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

El Estado de Sinaloa, después del asalto a un convoy militar el pasado 30.09.2016, está en pie de guerra. Por órdenes del Secretario de Defensa se desplazaron más contingentes militares y de Policía Federal a las zonas operativas de los narco-cárteles y se pusieron en alerta a todas las unidades del Ejército y la Marina.

Por otro lado reportan un fuerte crecimiento del crimen organizado, a la vez que los Cárteles de Sinaloa y Los Beltrán Leyva, junto a grupos de narcos separados de éstos, se están disputando con extrema violencia el control del Estado.

Como una de las medidas para hacer más seguro el transporte de mercancía en las carreteras y autopistas nacionales, se han instalado a instancia de la SSP operativos de "Corredores Seguros" que cuentan con patrullas de escoltas para unidades de carga.

SEGOB informó que a nivel nacional un 12% de policías federales y policías estatales carecen aún de certificación.

Además los medios reportan insistentemente de policías corruptos, policías que cometen delitos de secuestro, extorsión, asaltos, robos y abusos contra derechos humanos, y también de asesinatos de policías y comandantes.

En el Estado de Chihuahua reportan el regreso de violencia, homicidios y crímenes alto impacto, por la gran presencia de bandas criminales del narcotráfico. Durante el mes de octubre se produjeron 70 homicidios y de 370 en lo que va del año. El paulatino crecimiento de homicidios influye la disputa por el mercado de la droga "cristal".

También a Ciudad Juárez abundan otra vez violencia, asesinatos y crímenes.

El Estado de Veracruz es hoy en día uno de los más inseguros en el país, por la gran presencia y operatividad de varios narco-cárteles con un considerable aumento de violencia,  homicidios, secuestros y extorsiones, igual que la ordeña y robo de ductos de PEMEX y enfrentamientos armados y los bloqueos de carreteras.

El Estado de Guanajuato reporta gran violencia y alto número de homicidios. Además, los asaltos a las vías ferroviarias y robos de mercancías de los trenes se han desbordado, especialmente en la ruta León-Silao-Irapuato-Salamanca, por lo que se reforzaron los contingentes del Ejército y Policía Federal.

El SNSP indica los 50 municipios más peligrosos ubicados en 20 estados: Ocho en el Estado de México (Ecatepec, Netzahualcóyotl, Chimalhuacán, Naucalpan, Tlalnepantla, Tultitlán, Valle de Chalco y Tecámac); en Jalisco y Guerrero son cinco municipios por estado, en Chihuahua y Michoacán son tres por estado, en Colima, Guanajuato y Tamaulipas son tres por estado, en Baja California, Sinaloa y Sonora son dos por estado, en Baja California Sur, Coahuila, Morelos, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas son uno por estado.

Según la SESNSP, los cinco Estados que concentran el 91% de los asaltos y robos en carretera son Chiapas, Puebla, Tlaxcala, Guerrero y Oaxaca.

La expulsión de Javier Duarte, exgobernador del Estado de Veracruz, del PRI, carece de precedentes en la larga historia del PRI, igual que los procedimientos iniciados contra los otros dos exgobernadores César Duarte de Chihuahua y Borge de Quintana Roo.

Los primeros indicios de una oposición informal de intelectuales, académicos, etc., podría convertirse en un instrumento de las bases democráticas y sostén de futuro.

Sin embargo, la actual crisis de inseguridad y gobernabilidad, por el constante aumento de crímenes de alto impacto (homicidios), expansión del crimen organizado y complicidad de policías, peligran la seguridad pública y la estabilidad nacional.

La imagen de México a nivel internacional abarca problemas desde la pobreza (52%) y marginación de los indígenas, hasta la corrupción (e impunidad) en todos los niveles políticos, de gobiernos y municipios, pero también su atracción de inversiones extranjeras directas, terminando con la inseguridad, el narcotráfico y crimen.