Boletín de seguridad septiembre 2016

La actual situación política nacional se caracteriza por un latente descontento de amplios círculos de la sociedad y la oposición política con el Presidente Peña Nieto y su gobierno.

Este descontento se venía generando especialmente durante todo el año en curso, como demuestran los adversos resultados de las encuestas, que le dan al Presidente un 23% de aprobación (frente a un rechazo de 74%), el porcentqje más bajo históricamente visto, que culminó en este mes de septiembre en manifestaciones abiertas en eventos públicos, pidiendo su renuncia (ver concierto de Waters, convocatoria de un Congreso nacional anti Peña).

Este descontento que predomina en amplios círculos políticos, sociales, asociaciones ciudadanas y Organizaciones No Gubernamentales, tiene sus orígenes, entre otros, principalmente en la cada vez más preocupante inseguridad, que ha rebasado al gobierno y a su estrategia de seguridad de combate al crimen organizado y a la delincuencia común.

En los partidos y círculos de oposición se critican unánimemente las deficientes medidas contra el crimen y la violencia, de prevención y sobre todo la falta de coordinación entre los diferentes cuerpos de policía a nivel federal, estatal, el Ejército, la Marina, las Procuradurías,la Justicia, etc.

Los crimenes de Ayotzinapa (Iguala), Tlatlaya, Tanhuato y Apatzingán, que a pesar de que han sucedido entre 2014by 2015, por el hecho de que no han sido aclarados y sancionados debidamente, siguen pesando y agravando la reputación e imagen del Presidente y de su Gobierno.

Los insistentes reclamos de instituciones gubernamentales y humanitarias en EE.UU. y la UE, entre las que destacan las Comisiones de Derechos Humanos nacionales e internacionales, de las Naciones Unidas y de Grupos de America Latina, que exigen al Gobierno y al Presidente Peña Nieto en particular, retomar la investigaciones y presentar resultados (más) verídicos y convincentes. Particularmente en el caso de Ayotzinapa, como el más llamativo y complicado por los supuestos crímenes de lesa humanidad.

Otro de los recientes reclamos políticos que han dañado fuertemente a la imagen del Presidente ha sido la invitación y la consiguiente estancia del candidato del Partido Republicano Donald Trump, el 30 de agosto pasado a México, manejada pésimamente, en una especie de “mano a mano” entre el Presidente Peña Nieto y su (aún) flamante Secretario de Hacienda Videgaray, por canales extraoficiales no diplomáticos.

Las reacciónes y protestas críticas de la mayoría de la sociedad y el rechazo unánime de Donald Trump por discriminar y difamar a los mexicanos, obligaron a Videgaray de presentar a mediadós de este mes septiembre su renuncia irrevocalbe, un día antes de la presentación del Proyecto de Presupuesto del Gobierno Federal para 2017.

El Presidente Peña Nieto se vio obligado a nombrar inmediatamente a José Antonio Meade, hasta este momento Secretario de Asuntos Sociales, como nuevo Secretario de Hacienda para que presente al día siguiente el Anteproyecto de Presupuesto 2017, elaborado por completo por Luis Videgaray, con fuertes recortes en el gasto público.

De esta manera el Presidente Peña Nieto tuvo que encarar las críticas por el deterioro y el mal manejo de la política económica, durante todo el sexenio, puesto que la economía del país prácticamente no ha desepegado.

Ahora la Banca y la IP (Iniciativa o Sector Privado) se veían obligados de pronosticar para este 2016 y el 2017 un menor crecicmiento, una baja proyección del PIB, con una mayor inflación con un US-Dólar más caro.

Para el panorama de la actual situación política en el país cabe meniconar aún, que el secuestro y posterior asesinato de la española Maria Villar Galaz repercutió gravemente en la imagen dentro y fuera del país.

De la misma manera el ataque por un numeroso grupo de sicarios fuertemente armado, supuestamente del Cártel del Pacífico, a un convoy militar en Culiacán el último día de septiembre con unsaldo cinco soldados muertos y diez heridos, causó a su vez un muy fuerte impacto y desafío en todo el país.

También los procedimientos iniciados contra la desbordante corrupción y robo de cuantiosas cantidades de dinero en las entidades estatales de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, por los Gobernadores (del PRI) salientes, retribuyeron también en el saldo negativo del gobierno.

Finalmente, el asesinato de tres curas (dos en el Estado de Veracruz, uno en Michoacán) han creado un virulento conflcito entre la iglesia católica y el Presidente Peña Nieto, después de que haya avalado constitucionalmente los matrimonios homosexuales.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

Según un recuento del diario Milenio, el mes de Septiembre pasado fue el tercer mes más violento de 2016, con mil cuarenta y un homicidios relaciondos con el crimen organizado. Además indica que el tercer trimestre de 2016 fue el más violento de todo el sexenio y cita como Estados más violentos (en Septiembre) Guerrero, Michoacán, Chihuahua, Veracruz, Sinaloa y Guanajuato.

La difusión de INEGI en la última semana de este mes de septiembre, de los resultados de la Encuesta Nacional Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), cita que en este sexenio la situación de Seguridad Pública no ha cambiado, la delincuencia y el crimen organizado no reflejan cambios substantivos, los asaltos y robos en la calle siguen siendo los principales delitos, los crimenes de alto impacto, principalmente las extorsiones, los homicidios y los secuestros muestran incluso ciertos aumentos, las denuncias de los crímenes no han variado, es decir que de diez denuncias se persiguen solamente dos.

En este contexto resulta alarmante que el 72% de la población se siente inseguro en su barrio, en su vivienda, en su contorno.

A continuación se citan los principales factores que se han enumerado en en descricpión de la situación de política interiror:

La emboscada de un numeroso comando de sicarios, con armamento pesado, en la madrugada del pasado dia 30 de septiembre, apostado en la entrada de Culiacán (Sinaloa), a un convoy militar que escoltaba una ambulancia con un narcotraficante herido, con cinco soldados muertos y otros diez heridos, y la ambulancia perdida, levantó gran estupor y consternación en el Ejército, particularmente al Secretario de Defensa Nacional (SEDENA) y gran indignación entre la población en general.

El titular de la SEDENA, General Salvador Cienfuegos, ha declarado la guerra a los presuntos responsables, ha ordenado en envío de refuerzos y el despliegue de las fuerzas del Ejército y de la Marina disponibles en el área y en todo el estado de Sinaloa, pues se espera recrudezca la aviolencia.

El secuestro y asesinato de la española María Villar Galaz, que subió a un taxi en Santa Fe a hacia Polanco, el pasado 13 del pasado mes de Septiembre, que a pesar de que su familia negoció y pagó un rescate con el apoyo de la Policía Federal, y cuyo caáver fue encontrada al dia siguiente (el 14.09.) en el Estado de México, ha conmovido a todo el país y particularmente a Europa.

Dentro de este panorama lamentable de inseguridad, figuran también los asesinatos de tres curas, dos en Poza Rica (Estado de Veracruz) y uno en Morelia (Estado de Michoacán), con especial preocupación del Episcopado Mexicano por la amenaza de sacerdotes y el cobro de derecho de vida.

A todos estos hechos hay agragar que últimamante llamaron la atención los múltiples asaltos ferroviarios (824 en agosto pasado, 9 mil año) con el robo de carga (minerales, equipos, materias primas, repuestos, etc.). Los delincuentes hacen descarrillar los trenes en las líneas del estado de Guanajuato, que suman unos 294 km, como sucedió pe.j. en el trayecto de León-Silao-Irapuato-Salamanca. La Compañía Ferromex y el Gobierno de Guanajuato pactaron finalmente una estrategia de combate.

El titular del Consejo Ciudadano hizo un llamado a las autoridades federales de tomar medidas de controlar y combatir el tráfico e ingereso de armas hacia la Ciudad de México y así hacer dismuir la violencia.

Comentarios

En la CDMX a raíz del secuestro y asesinato violento de la española María Villar Galaz en el trayeco de Santa Fe a Polanco, ha desatado una (nueva) onda expansiva de asaltos, robos y extorsiones a automobilistas en el Centro Comercial y los estacionamientos, presuntamente por delincuentes y bandas procedentes del Estado de México.

Además se reportaron asaltos a vehículos en el periférico por el tráfico intenso y lento, en particular por los carriles laterales, por delincuente a mano armada. Se han detectado la actuación de dos bandas de exconvictos. Junto con las alertas ante estos delitos, la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa ha pedido activar el Operativo Escudo para controlar el ingreso de criminales de los estados limítrofes de Morelos y el Estado de México y dar más protección a los municipios de Ecatepec y Neza.

Los atracos han aumentado tambien en las zonas conflictivas de Constituyentes, Xochimilco hasta Palmas/Reforma. En la salida del Periférico a Reforma/Palmas se documentó recién un doble asalto armado a vehículos de lujo, parados en el tráfico.

En este contexto llaman nuevamente la atención los mútliples reportes de asaltos y robos a mano armada, de homicidios y actos de violencia que dejan muertos en diversas Delegaciones/Colonias de la capital, pero también en diferentes entidades estatales en todo el país.

Pareciera que el mapa de crímenes cambió en la ciudad y los “focos rojos” se desplazaron a las Delegaciones de Xochimilco, Cuahtémoc, Tláhuac y Benito Juárez y Milpa Alta.

En consecuencia se han enviado refuerzos policiales para combatir el aumento de crimenes como narcomenudeo, extorsión y pago de derecho de piso, asaltos, homicidios, que antes se registraban en Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza.

En las Colonias La Condesa y Roma, igual que en las de Polanco y Santa Fe, a petición de los habitantes y comerciantes, se reforzaron las medidas policiales por la persistente inseguridad.

Según un reporte en el diario Reforma, los robos y las extorsiones están aumentando en todo el país y la presidenta de “Alto al Secuestro”, reclama las deficientes medidas de prevención y protección a los ciudadanos. A la vez denuncia que las extorsiones telefónicas siguen proveniendo en su gran mayoría de difernetes penales (p.ej. un 50% de Tamaulipas, un 30% del D.F.), sin que las autoridades competentes hayan podido tomar las medidas para impedir este lastre.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y la Embajada de España en México alertaron de riesgos por viajar en la CDMX y el Estado de México.

En el Estado de México se reportaron nuevamente los aumentos de los secuestros, siendo el estado el que ocupa el primer lugar a nviel nacional en este crimen.

El Estado de Sinaloa, principalmente en las ciudades Culiacán y Mazatlán, los brotes de violencia han dejadoen el mes de Septiembre un saldo de 83 personas muertas. En Mazatlán el narcomenudeo es prinipal factor de la creciente violencia, sobre todo en los municipios de este estado. E n términos generales la violencia se debe en gran medida a la lucha entre los Cárteles Beltrán Leyva y del Pacífico por el control de las vías de tránsito de drogas.

Los Estados de Sinaloa, Jalisco, Tabasco, Oaxaca y Tamaulipas, seguidos por Guerrero (en Acapulco asesinaron cruelmente el coordinador de la policía) y Michoacán, reportaron jorandas criminales a lo largo de Septiembre pasado. En Michoacán registraron ataques a autoridades en zonas de disputa del Cártel de Jalisco con grupos criminales locales, que refleja un aumento de los homicidos en un 68%.

Casi a finales del cuarto año de su sexenio, el Presidente Peña Nieto y su Gobierno, como desagravio siguen inculpando al Gobierno del sexenio del entonces Presidente Felipe Calderon por el actual nivel altísimo de inseguridad y los crímenes de alto impacto, la fuerte presencia de los narco-cárteles y elcrimen organziado.

De igual manera parece insensato, que los responsables de la seguridad pública a los niveles federal y estatales, siguen difundiendo cifras que reflejan una disminución de los principales crímenes (de alto impacto), en cuanto la realidad que sienten y viven la sociedad es otra (p.ej. de un 15.8% en la CDMX en Septiembre).

La opinión ciudadana en general considera que es imprescindible reconsiderar la (fallida) estrategia federal de seguridad para un combate más eficaz del crimen, con (más) prioridad en la prevención y procuración de la justicia.

La reciente afirmación del Presidente Peña Nieto que nadie en México está libre de pecado en lo referente a la corrupción, parece poca oportuna y suena más bien como excusa para inculpar a todos los mexicanos y el país entero como responsables de la corrupción.

Muy llamativo resultan las recientes manifestaciones contra el presdiente con consignas de “Fuera Peña Nieto” y “que renuncie”.