Boletín de seguridad julio 2016

El Presidente Peña Nieto dio con la promulgación del Sistema Nacional de Anticorrupción un paso histórico al presentarlo como un gran logro ante la sociedad civil en contra de la corrupción y la impunidad.

Además, al tomar la “bandera de erradicar la corrupción y la impunidad”, Peña Nieto se dirigió a la ciudadanía pidiendo perdón por su error en cuanto a la adquisición y el escándalo de la “casa blanca”, y hacer constar que éste afectó a su familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno”.

El nombramiento (“por dedazo”) de Enrique Ochoa Reza, el anterior responsable de la estatal Compañía Federal de Electricidad, como (nuevo) Presidente Nacional del PRI, a Ochoa Mesa le corresponde desde este momento este nuevo reto que marcó el Presidente Peña Nieto.

Se le encomendó limpiar y mejorar la deteriorada imagen actual del PRI con vista a las elecciones presidenciales) de 2018. Ochoa Reza tomó por de pronto el papel de “zar anti-corrupción”, buscando la expulsión y condena de los gobernadores salientes de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, que han caído en desgracia por excesos de corrupción.

La CNTE -Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación- ha intensificado a partir de los trágicos sucesos del 17. de Junio pasado, que costó la vida a ocho personas. Desde entonces las protestas y manifestaciones violentas contra la reforma y la imposición de la ley de educación se han extendido de Oaxaca a las entidades estatales de Chiapas, Michoacán y Guerrero, e incluso a la Capital del país.

La CNTE, a pesar de que el gobierno federal inició negociaciones, a condición de que no se ponga en juego la reforma y la vigencia de la correspondiente ley de educación, no cedido, a pesar de que el Secretario de Gobernación haya accedido a ciertas concesiones. Al contrario, la CNTE no ha cumplido el ultimátum de cesar con sus violentas protestas, levantar los bloqueos de autopistas y vías de acceso, principalmente en los Estados de Oaxaca y Chiapas, para que el comercio y la industria pudieran reanudarse, para solucionar las millonarias pérdidas ocasionadas.

La intransigente política de la CNTE no solamente afecta la paz, el orden público y la legalidad, sino la credibilidad del Presidente Peña Nieto y la reputación política del Secretario de Gobernación, Osorio Chong y de Educación Pública, Nuño Maier, en cuanto a sus pretensiones presidenciales.

Las graves y multimillonarias pérdidas económicas, que se cifran en 4 mil 200 millones de pesos hasta ahora por la violencia y los bloqueos de autopistas y carreteras de acceso a los Estados de Oaxaca y Chiapas, han alarmado a la Iniciativa Privada (IP), por lo que la COPARMEX ha presentado una demanda de amparo ante el Poder Judicial contra el Gobierno Federal, su Presidente, los Secretarios de Gobernación, Educación Pública, la titular de la PGR y los Gobernadores de las entidades estatales involucrados.

La Concanaco a su vez ha reclamado al Gobierno Federal exceso de tolerancia, permitiendo impunidad, violencia arriesgando la gobernabilidad en las entidades estatales directamente involucradas. La Concamin califica la situación ocasionada por la CNTE de insostenible.

Finalmente, los considerables aumentos de los precios al consumidor en el sector energético, de la Gasolina Magna (4.2%) y Premium (3.1%) y de Diesel y de la energía eléctrica (luz), a finales de este mes de julio a finales del mes de julio y de la energía eléctrica (luz) a lo largo de este año (hasta un total de entre 13.3 y 18.5%), suscitaron fuertes protestas de la ciudadanía y la empresa privada, por su gran repercusión en los gastos de los consumidores privados.

Se acusa y critica al Gobierno Federal que estos aumentos tienen exclusivamente motivos meramente recaudatorios.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

La situación de Seguridad Pública no ha cambiado durante estos primeros siete meses del año, a pesar de los esfuerzos de las autoridades federales y la difusión de éxitos y logros considerables referente a una considerablemente disminución de la mayoría de los crímenes de alto impacto (según el Presidente Peña Nieto hasta un 60%).

El Secretario de Gobernación, Osorio Chong, resaltó en este contexto el éxito de la estrategia de seguridad del Gobierno Federal, indicando que hasta ahora 100 de los 120 criminales más peligrosos han sido capturados o eliminados.

Los medios informativos y las ONGs más destacadas coinciden en que los crímenes de alto impacto han aumentado un alza en homicidios en todo el país (15.6%). En cuanto a homicidios indican como zonas rojas a Colima, Guerrero, Morelos, Baja California; en Secuestros a Tamaulipas, Tabasco, Guerrero, Morelos y Estado de México, en Extorsión Baja California Sur, Nuevo León, Colima, CDMX y Jalisco, en Robo de Vehículo Sinaloa, Morelos, Tamaulipas, Guerrero y el Estado de México.

Cabe destacar que la criminalidad ha golpeado en este mes de julio también a políticos, en primer lugar a alcaldes de Chiapas (San Juan Chamula, por anarquía), Guerrero (Pungarabato, por amenaza de extorsión) y Puebla (Huehuetlan El Grande, por venganza).

En este sexenio del Presidente Peña Nieto se reportan 51 homicidios de alcaldes, exalcaldes y políticos estatales.

En Veracruz fue asesinato otro periodista más, a pesar que estaba bajo protección estatal.

En Michoacán se investiga al Alcalde de Álvaro Obregón, que por sus supuestos vínculos con el narcotráfico había ordenado a policías municipales que secuestraran, asesinaran a 10 personas y las calcinara en un paraje cercano.

En Hidalgo, en el Municipio de Aldama, delincuentes de ordeña de ductos de PEMEX mataron a un jefe policial en un operativo.

En un Municipio de Chilpancingo, Estado de Guerrero, el Juez de Paz fue secuestrado, torturado y asesinado por desconocidos.

En la CDMX, en la Delegación Gustavo A. Madero, se reportó el asesinato de un miembro del partido MORENA, supuestamente por motivos políticos. Estos crímenes y la violencia indican una cada vez mayor presencia de los narco-cárteles y la expansión del crimen organizado en el país.

Según información de la AmericanChamber of Commerce en la Ciudad de México, los responsables de algunas de las grandes empresas multinacionales en México, indican que en principio temen más la corrupción que la creciente violencia. Resulta que por esta difícil situación varias empresas han cambiado sus oficinas a otros lugares más seguros o incluso trasladarlas a Estados Unidos y Canadá.

La AmCham indica como localidades más peligrosas Reynosa (Tamaulipas), Ecatepec (Edo Mex), Iztapalapa (CDMX), Monterrey (Nuevo León), Morelia (Michoacán), Guadalajara (Jalisco), Acapulco (Guerrero), Veracruz (Veracruz), Torreón (Coahuila) y Culiacán (Sinaloa).

Comentarios

Un nuevo fenómeno, que ha llamado la atención a nivel nacional, fueron los casos de asesinatos de familias enteras, como p.ej. en Oaxaca y Michoacán, que sumaron un total de 24 víctimas.

El mayor número de estos crímenes se produjeron en Morelos, Guanajuato, Puebla y Tamaulipas. En Ciudad Victoria (Tamaulipas), fueron asesinados entre el 9 y 15 de julio tres familias, con un total de 19 víctimas. Los primeros resultados de las investigaciones indican que los responsables fueron bandas de narcotraficantes. Además en estas ciudades se concentra la mayor presencia de narco-cárteles.

En Zacatecas, el Cártel de Los Zetas, impuso un “toque de queda” a partir de la 22.00 hasta horas de la madrugada.

En las carreteras entre Michoacán a Sinaloa y Durango, Los Zetas patrullan y controlan a diario las autopistas y carreteras nacionales. El Estado de Colima se caracteriza ahora por una fuerte presencia y combates de narco-cárteles para el control del tráfico de drogas, con un considerable aumento de violencia y homicidios, extorsiones y secuestros.

En Nuevo Laredo, se registraron en varias colonias (La Fe, Juárez, Infonavit) y en la zona del centro (en avenidas importantes como La México y Perú) fuertes choques y balaceras entre unidades del Ejército y sicarios, que causaron numerosas bajas en ambas partes.

La violencia llegó ahora a Guanajuato, con alarmantes confrontaciones entre el crimen organizado y las fuerzas de seguridad federales y estatales, que están causando fuertes impactos entre la población, junto con una ola de asesinatos y un aumento de inseguridad. En los meses de enero a julio de este año se han reportado unos 500 homicidios. Las ciudades más afectadas son León, Irapuato, Celaya y Salamanca.

El origen de la violencia y los crímenes es el traslado de los Cárteles Jalisco Nueva Generación y Los Zetas (con su nuevo grupo La Unión) desde Michoacán y Jalisco por la disputa del control del transporte de drogas, el narcomenudeo, la ordeña de combustibles y los asaltos a ferrocarril.

En Cuernavaca, Estado de Morelos, al comenzar la temporada de vacaciones, se ha percibido una creciente situación de inseguridad por un creciente aumento de violencia y crímenes. En consecuencia, el alcalde de la localidad se ha visto obligado a pedir (nuevamente) que el Ejército refuerce la seguridad para los turistas.

En las localidades de Tlalnepantla, Ayala y Tlaquitenango, el Cártel de los Zetas ha levantado un “toque de queda” para intimidar a la población.

En el Puerto turístico de Acapulco, a pesar de que se haya reforzado la seguridad con unidades del Ejército y de la Policía Federal, que patrullan las playas de la Costera Miguel Alemán para velar la seguridad de los turistas, no han cesado los asesinatos y las confrontaciones entre sicarios de narco-cárteles.

En Tepecoacuilco, en la carretera federal Igual-Huitzuecultla (Estado de Guerrero), se reportaron el asesinato de siete personas integrantes de una familia (cinco mujeres y dos niños menores de edad; en lo que va del año se reportaron, con este caso, 25 familias masacradas en doce entidades).

En el Estado de Michoacán, en la localidad de Cuitzeo, hallaron diez cuerpos calcinados en una camioneta, supuestamente relacionados con la toma clandestina de ductos de PEMEX. Parece que hay indicios que están involucrados dos mandos y once agentes de la policía municipal.

El corredor costero entre Michoacán – Guerrero, en la ruta de Lázaro Cárdenas – Zihuatanejo, se ha vuelto mucho muy peligroso, tanto para el comercio como el turismo, debido a la presencia y violencia de los cárteles y organizaciones criminales.

En la tierra de El Chapo, en el sur del Estado de Sinaloa, las disputas de territorio entre los Cárteles del Pacífico y de Los Beltrán Leyva, han ocasionado recién 18 muertos.

El Estado de Jalisco encabeza a nivel nacional los asaltos a bancos (52 en el primer semestre).

Los asaltos al transporte público en las carreteras entre el Estado de México y las cercanías (a Querétaro, Puebla, Hidalgo, etc.), e incluso en ciertas delegaciones del Distrito Federal (Tláhuac, Iztapalapa, etc.), han causado víctimas mortales y siguen preocupando a usuarios y autoridades.

Esta situación se refleja en titulares diarios, como El Universal, que a finales de este mes de julio, destaca “Ven limitado operativo contra delincuencia – Usuarios y conductores dicen que no se cubren todos los ramales” y “Transporte Público se vuelve más peligroso –Usuarios no perciben que robo bajó, como lo asegura la autoridad” y “Transportistas exigen a SSP prevenir asaltos”.

En la última semana de julio se registraron cuatro homicidios en el transporte público en la CDMX; los pasajeros de un autobús de la Ruta 50, en Tláhuac, sufrieron momentos de terror, por un asalto con balaceras con un muerto y ocho heridos.

En la UNAM instalaron botones de pánico para prevenir delitos.

Según las cifras preliminares del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el último semestre de 2016, los homicidios han aumentado en un 14.7%, lo que indica que un nuevo repunte similar a 2008.

Nota: La PGJ CDMX recomienda el Tel.: 5533 5533 para apoyo en casos de extorsión.