Para poner fin a los bloqueos de los criminales de la CNTE y sus aliados

Qué hacer, y qué no, para poner fin a los bloqueos en carreteras de los criminales de la CNTE y sus aliados:

Que hacer:

1) Concentrar primero el principal esfuerzo de desalojo en las vías más importantes.

2) Utilizar tácticas que impliquen en un primer momento el menor contacto directo posible entre los agentes del orden y los criminales de la CNTE y sus aliados, tácticas como el uso intensivo de gases lacrimógenos, tanquetas que arrojan chorros de agua para derribar a los agresores y que pueden incluir tinte para facilitar la identificación de estos sujetos y bulldozers para remover obstáculos, a fin reducir las posibilidades de agresión contra los policías de a pie.

3) Dotar a los policías de armas para su legítima defensa desde toletes hasta armas de fuego.

4) Autorizar a los policías a hacer uso de sus armas de fuego para repeler agresiones armadas, como dictan los protocolos.

5) Una vez considerablemente reducida la capacidad de agresión de los delincuentes, detener a todos los que participan en bloqueos y agreden a la policía y acusarlos penalmente por terrorismo, homicidio, tentativa de homicidio, lesiones dolosas, privación ilegal de la libertad, ataques contra las vías de comunicación, robo con violencia y daño intencional a la propiedad.

6) Establecer amplios y nutridos cercos policiales para impedir que los agresores puedan escapar.

7) Videograbar con todo detalle todos los aspectos de los operativos para reafirmar ante la opinión pública que los criminales son los agresores y acreditar las acusaciones penales contra cada uno de ellos.

8) Mantener la vigilancia en los puntos en que se puso fin a los bloqueos y proceder de inmediato contra intentos de restablecer los bloqueos en otros puntos de las vías de comunicación.

9) Custodiar convoyes de vehículos para protegerlos contra agresiones.

10) Solicitar a los jueces respectivos órdenes de aprehensión contra los líderes de la CNTE y todos los que participan en los bloqueos por delincuencia organizada en la modalidad de terrorismo.

11) Ejecutar de inmediato todas las órdenes de aprehensión contra los líderes de la CNTE en todos los estados y contra sus aliados.

12) Utilizar intensivamente los tiempos del gobierno en radio y televisión para: reafirmar que la reforma educativa es justa y necesaria en bien de los niños y jóvenes de México, explicar que la reforma educativa no afecta derechos legítimos, denunciar el grave daño que los bloqueos y saqueos han causado a los habitantes de Oaxaca y demás estados, reproducir las peticiones de la sociedad para poner fin a los bloqueos y el apoyo a los operativos, documentar las agresiones en contra de policías, servidores públicos y particulares y reafirmar la voluntad de no tolerar más desórdenes.

Qué NO hacer:

1) En una primera fase dispersar los esfuerzos de desalojo y así reducir la capacidad de ponerles fin.

2) Repetir las tácticas erróneas de enviar policías para ser víctimas inermes de agresiones con piedras, palos, bombas incendiarias y balazos, así como para facilitar que los agresores priven de la libertad y torturen a agentes del orden.

3) Enviar a los policías desarmados.

4) Desautorizar el uso de armas de fuego a los policías para defenderse.

5) Abstenerse de detener a los criminales, quienes mientras estén libres continuarán bloqueando y agrediendo a la policía.

6) Abstenerse de instalar cercos policiales y permitir así que los criminales se evadan.

7) No documentar los operativos y permitir que el discurso mendaz del aparato de propaganda de los criminales sea la única narrativa de los hechos.

8) Abstenerse de mantener vigilancia en los puntos de bloqueo y facilitar así que los bloqueos retornen y abstenerse de reaccionar de inmediato ante nuevos bloqueos en otros puntos.

9) No custodiar convoyes de vehículos y facilitar así que los criminales atenten contra ellos.

10) Abstenerse de acusar a los líderes de la CNTE y sus secuaces de terrorismo y otros delitos graves, con lo cual quedarán libres y reanudarán sus acciones criminales.

11) Abstenerse de ejecutar las órdenes de aprehensión contra líderes de la CNTE y de organizaciones aliadas, con lo cual el conflicto no sólo se mantendrá sino que seguirá escalando y extendiéndose.

12) Abstenerse de utilizar la comunicación social del Estado y permitir así que los criminales ganen la batalla por la opinión pública.