Boletín de seguridad agosto 2015

La inseguridad no ha cambiado realmente en todo el país. Sin embargo, el envío de unidades del Ejército, la Armada y Policía Federal a 25 de las 32 entidades estatales, para reforzar los operativos contra los narco-cárteles se entiende como parte de la nueva estrategia de seguridad federal.

El Presidente Peña Nieto, con vistas a su tercer informe anual programado para el 1° de Septiembre 2015, que coincide con su tercer año en el gobierno, destacó en los medios que en los meses de enero a julio de 2015 ha habido una considerable reducción de la violencia y de crímenes de alto impacto, como los secuestros en un 30% y las extorsiones en un 18%. Por otro lado los medios informaron de un aumento de los homicidios en el mes de julio recién pasado de un 25%.

En este contexto el Presidente fue apoyado por su Secretario de Gobernación, Osorio Chong, que constató que en el combate al crimen organizado el gobierno ha podido sobrepasar la fase de reacción posterior a los crímenes cometidos en una etapa activa de prevención de violencia y crímenes de alto impacto y ejecutar una política de seguridad relacionada con el Programa Nacional de Prevención.

Además el Secretario de Gobernación informó, que por la fuga de “El Chapo” de la Cárcel de Alta Seguridad de Almoyola, el 11.07.2015, se está elaborando una reforma completa del sistema penitenciario federal, cuya aplicación se espera para 2016. Referente a la erradicación de la corrupción e impunidad aseguró que el nuevo concepto del gobierno, en relación con la reforma del sistema judicial penal, permitirán al gobierno federal actuar con más eficacia contra un así llamado “Pacto de Impunidad”.

Observadores políticos exigieron al presidente para los tres años que le quedan a su administración darle prioridad a la problemática de inseguridad prevaleciente, haciendo referencia a la actual situación de amenaza de la Seguridad Pública, que es en principio comparable con la que caracterizaba el sexenio anterior de 2006 a 2012.

Además exigieron una estrategia política que permita a corto plazo fortalecer el Estado de Derecho, junto con medidas concretas para detener la pobreza (actualmente con una tasa de crecimiento del 2%) y la desigualdad social.

Las más recientes encuestas referente a una disminución de la popularidad y aprobación del Presidente de 51% (anterior)a un 41 % actual, que se relaciona por un lado con la aún existente desconfianza y por otro con el 60% de ciudadanos que indican que se sienten inseguros en sus ciudades.

Dentro de los retos del Gobierno del Presidente Peña Nieto, figuran la situación económica por el débil crecimiento, la constante trayectoria de baja de precio del petróleo, la continua depreciación de la moneda nacional y la inseguridad en los mercados financieros a nivel internacional, consecuencia del receso de la economía en China.

Los anunciados recortes de presupuesto federal para 2016 son consecuencia y parte importante de la delicada economía nacional.

Con vistas a la presentación del Tercer Informe del Presidente el próximo 10 de Septiembre se adelantaron los comentarios de que conforme a los usos y costumbres en el país, el mandatario dará ciertos lineamientos para las próximas elecciones presidenciales en 2018, junto con él hace bastante tiempo esperado cambio, mejor dicho reacomodo, de su gobierno.

El anuncio de cambio de gobierno el 26 de agosto 2015, coincidió con el cierre de la investigación y exoneración por los casos de posibles irregularidades en la adquisición de casas por el mismo Presidente, la Primera Dama y el Secretario de Hacienda, publicado unos días antes, el 22 de Agosto, por el Secretario de Función Pública, Virgilio Andrade Martínez.

En lo que se refiere al reacomodo del gabinete es de mencionar que solamente hubo dos nombramientos de nuevos secretarios en Educación y Agricultura, mientras que en seis secretarias hubo simplemente una rotación entre los correspondientes secretarios del gabinete en función desde el principio de la administración.

Lo más destacado de la decisión del Presidente al respecto ha sido la confirmación defacto de los Secretarios de Gobernación, Osorio Chong, y de Hacienda, Luis Videgaray, como los máximos pilares de su gabinete. Tanto Osorio Chong, como Luis Videgaray han sido objeto de fuertes críticas, el primero por la fuga del criminal más peligroso y la desatención del sistema reclusorio federal y el segundo por la problemática económica que atraviesa el país.

El nombramiento de Renato Sales Heredia como nuevo Comisionado de Seguridad Nacional, quien fue antes el Comisionado para el Combate a los Secuestros, en sustitución de Monte Alejandro Rubido, responde según criterios generales al desgaste generado por la fuga de “El Chapo Guzmán” de un reclusorio de Alta Seguridad.

El sector bancario nacional informó que la inseguridad durante el primer semestre del año en curso originó el cierre de 553 filiales bancarias en todo el país, como en Monterrey, Puebla, Estado de México (Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlanepantla) y Distrito Federal.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

El Secretariado de Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó de un repunte de homicidios en los primeros siete meses del año 2015 de un 2% en comparación con 2014.

Uno de los periódicos de más difusión en la capital reportó en relación con esta información de unos 5 mil homicidios en el transcurso de enero a julio 2015 (un promedio de 100 por semana).

Debido al alarmante número de homicidios de periodistas en todo el país y en relación con el multi-homicidio en la Colonia Narvarte del D.F., que incluyó a un fotoperiodistas, el Presidente pidió más compromisos de las procuradurías y fiscalías para redoblar sus esfuerzos en la defensa de los derechos humanos en general.

La reciente condena de un subteniente del Ejército a 31 años de prisión por la desaparición forzada de una persona, llamó la atención por ser un caso sin precedentes.

Por otro lado tiene lugar un juicio penal contra un oficial y ocho soldados por la supuesta ejecución de 22 civiles, presumiblemente sicarios de un narco-cártel, en el transcurso de un operativo militar en Tlatlaya (en junio 2014).

En el caso de la confrontación de fuerzas de seguridad federal (Policía Federal y Ejército) se espera que la Procuraduría de la República dé a conocer los resultados de sus averiguaciones en el caso de Tanhuato, el 22 de Mayo pasado, esperando pruebas de que no existió una supuesta ejecución extrajudicial de 43 civiles (sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación).

En este contexto la reciente difusión de la cifra de 25 mil 320 desaparecidos en los últimos ocho años en México por el Secretario de Gobernación en respuesta a las demandas de la CIDH- Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se supone que la mayor parte de los desaparecidos hayan sido los narco-cárteles

También a petición de la CIDH para la aclaración de presuntas irregularidades en el caso de los 43 estudiantes normalistas en Iguala (septiembre 2014), el gobierno concedió una prorrogación de dos meses por lo que se espera para principios del mes de septiembre próximo el informe del Grupo de Interdisciplinario de Expertos de sus investigaciones. Se adelantó al respecto que este informe incluirá ciertas críticas sobre irregularidades.

Las averiguaciones de la PGJDF-Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal en el caso del multi-homicidio (4 mujeres, 1 fotoperiodidsta) en la Colonia Narvarte el pasado 28 de julio, dieron hasta ahora ciertos indicios de un trasfondo de narcotráfico (narcomenudeo) y una participación de un narco-cártel (Los Zetas). Este indicio reconfirmaría la presencia de narco- cárteles en la capital del país, negada insistentemente por las autoridades correspondientes, incluso por el Jefe del Gobierno del D.F.

De igual manera se negó siempre que haya cultivos de droga en el Estado de México, pero que hace pocos días la prensa y TV publicaron la destrucción de un plantío de 2.5 hectáreas de Mariguana a sólo 140 kms de la capital del país.

Comentarios

En lo que se refiere a amenazas y peligros de seguridad en ciertas regiones del país, uno de los periódicos de más tirada publicó recientemente y de una manera drástica ciertos hechos, evocando las cuotas de más trascendencia de homicidios entre el 13 de mayo y el 20 de julio 2015, destacando los Estados de Guerrero (298), Jalisco (170), Edomex (146), Michoacán (140),

Distrito Federal (115), Nuevo León (108), Chihuahua y Ciudad Juárez (107), Tamaulipas (76), Sinaloa (72), Puebla (38), Morelos (38), Guanajuato (36) y Veracruz (28).

La entidad estatal de Guerrero se considera en estos momentos la más peligrosa a nivel nacional por las continuas confrontaciones violentas y armadas entre los narco-cárteles de Sinaloa, Los Zetas y grupos fraccionados Cártel de los Beltrán Leyva, por el control de los caminos de tránsito de droga y sembradíos.

Después del Estado de Guerrero se citan los Estados del Centro del País Jalisco, Michoacán y el Estado de México, por los numerosos actos de violencia, homicidios y crímenes de alto impacto (secuestros, extorsiones, asaltos y robos armados a vehículos y transporte de mercancía, etc.). También se mencionan las zonas metropolitanas en el valle de México y conurbadas de la Ciudad de México, aparte de Chihuahua y Ciudad Juárez.

En lo referente a las altas cuotas de homicidios en el Estado de México destacan el Municipio de Ecatepéc y en el Distrito Federal las Delegaciones de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuahtémoc, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Nezahuálcoyotl, Tlalpan, Tlalnepantla, Venustiano Carranza y Xochimolco.

La información de la captura de una banda juvenil en el D.F., con la detención de adolescentes de nueve, once y doce años, que participaron en asaltos y asesinatos a mano armada, llamó mucho la atención.

La situación de Seguridad en el Estado de Tamaulipas se reporta como desastrosa, puesto que grupos de narco-cárteles controlan municipios enteros, impiden los operativos de la policía, atacan, secuestran y matan a agentes, arman bloqueos en poblados y carreteras y se enfrentan a unidades del Ejército y la Policía Federal.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara, en el Estado de Jalisco, se clasificaron siete áreas como sumamente peligrosas y violentas, entre el centro de la capital y en los Municipios de Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga.

En el Estado de Michoacán resaltan los Municipios de Zapopan y Escuandero así como toda la región de “Tierra Caliente”, incluye. La parte colindante con el Estado de Guerrero, como áreas sumamente peligrosas. Se reporta también la reagrupación de los narco-cárteles y el crimen organizado y nuevas confrontaciones armadas entre y con Grupos de Autodefensas con el asesinato de líderes de estos últimos.

El Gobierno Federal reportó a finales de agosto pasado que de los 122 capos más buscados en el país han sido tomados preso o eliminados físicamente hasta ahora 99 de estos criminales por las Fuerzas de Seguridad Federales. Llama la atención que el Gobierno actual siga con esta estrategia, que ya se aplicó durante la anterior administración (de Felipe Calderón), a pesar de que ha causado una atomización del crimen organizado, con el consiguiente aumento de crímenes de toda índole en la mayoría de las entidades federativas de todo el país.

Por otra parte ciertos medios resaltaron durante el pasado mes de agosto que la fuga de El Chapo Guzmán” ha demostrado que el Cártel de Sinaloa sigue intacto y es uno de los más violentos y bélicos, que también ha podido mantener su gran importancia a nivel internacional.
Los reportes de prensa terminan resumiendo que la percepción de inseguridad crece en el país.