Boletín de seguridad julio 2015

La fuga de “El Chapo Guzmán” de la Cárcel de Máxima Seguridad del Altiplano (Almoyola de Juárez), en horas de la noche del 11 de Julio pasado, pareciera que tomó por sorpresa al Presidente Enrique Peña Nieto y a su Gabinete de Seguridad, pero no así a las autoridades de Estados Unidos, DEA y FBI.

Para el Presidente Peña Nieto esta fuga fue un duro golpe que le sorprendió en su vuelo a su Visita de Estado a Francia. La importancia de esta visita se percibió en su gran séquito de once secretarios, entre los que figuraba supuestamente el mismo Secretario de Gobernación, y más de un centenar de empresarios, periodistas, etc.

El “Chapo Guzmán” desató con su protagonismo la mayor crisis política del Presidente Peña Nieto durante su actual Gobierno, un desafío a la estrategia de seguridad, al sistema penitenciario e hizo ver la fragilidad institucional, aparte de la vigencia de la corrupción e impunidad.

La IP-Iniciativa Privada y otras instituciones consideran que la fuga fue fruto de corrupción y negligencia gubernamental. Además quedaron en evidencia las limitaciones del poder, de la autoridad y desconfianza en el ejecutivo en general, frente al poder de los narcocárteles y del crimen organizado en el país.

La responsabilidad del sistema penitenciario, de los penales de máxima seguridad, como el del Altiplano, está dentro de las competencias del Secretario de Gobernación. También le corresponde a él y a su gabinete de seguridad la estrategia y política de seguridad y el combate de los narcocárteles y del crimen organizado en todo el país.

La nueva crisis política actual ocurrió en medio de las crisis que enfrentó el Presidente Peña Nieto y su gobierno en principio desde la segunda mitad del año 2014 hasta ahora, por las críticas de la adqusisón de la “Casa Blanca” y otros inmuebles, los polémicos crímenes en Iguala (Ayotzinapa), Tlatlaya, Tanhuato, las violentas protestas de la CNTE-Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación y el insuficiente crecimiento de la economía nacional.

La situación de crisis pone al Presidente a la ofensiva ante la gran presión y reclamos de amplios círculos políticos, de la oposición y el empresariado, para que defina un profundo cambio en su gobierno.

Además el Presidente y su Gobierno se les exigen retomar el control de la delicada Situación de Seguridad Pública Nacional, el combate de los narcocárteles y el crimen organizado, la reestructuración de la Estrategia de Seguridad Nacional.

En este contexto la recaptura de “El Chapo Guzmán” es de máxima prioridad, con el apoyo internacional, de los Gobiernos de Estados Unidos (DEA, FBI, etc.) y de la Unión Europea y de América Latina, como Colombia, Guatemala, entre otros y de las Organizaciones contra el crimen en general, como la INTERPOL, la EUROPOL y otras. (La DEA activó una recompensa de 5 MMD para la recaptura de “El Chapo”).

Las recientes medidas políticas del Presidente de dar un nuevo enfoque a la reforma de Educacíón Nacional y Energética se consideran muy oportunas e importantes.

En el primero de los casos se procedió a descabezar la CNTE-Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación, que conspiraba en todo el país, en particular desde el Estado de Oaxaca, en Guerrero y el D.F., contra la Seguridad e Institucuiones de gobiernos. La importancia de esta política radica en su repercusión directa en desagravio de la Seguridad Pública Nacional.

En el segundo de los casos se desarrolló la primera subasta de derechos de prospección petrolera y de participación en sectores energéticos de empresas internacionales.

La decisión del Presidente de encomendar a las Fuerzas Armadas (Ejército y Marina) de reforzar la lucha contra las adicciones, con el respaldo técnico de la Comisión Nacional contra las Adicciones y la Secretaria de Salud, tuvo un eco positivo.

También el reporte de INEGI-Instituto Nacional de Estadística y Geografía que los homicidios bajaron en 2014 un 24% (16 por cada 100 mil habitantes), igual que la baja de los secuestros de un 27%, favorecen al gobierno y la ciudadanía.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

El reporte de ejecución de cinco personas, 4 mujeres y un hombre, en la Colonia Narvarte, recién el pasado viernes 28, ha alarmado no solamente a las Policías del D.F. y la PGDF, sino la ciudadanía en general. Parece que este crímen estaba relacionado directamente con el fotógrafo- periodista Espinosa Becerril, que hacia poco regresó al D.F. de Veracruz por unas amenazas.

En la Colonia La Condesa asesinaron el dueño de un bar y se reclamó más presencia policial por el incremento de los crímenes en general (extorsión, asaltos).

Por otro lado se reportaron casos de asesinatos, incluso de policías, en diferentes delegaciones del D.F., entre otras Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc e Iztapalapa.

Por los robos en el transporte público (Microbuses, Metro, Taxis) en toda la ciudad, se reforzó la presencia policial con un contingente de 400 agentes.

Los asaltos a Bancos, cuenta-habientes y usuarios de cajeros automáticos siguen vigentes. En en una sucursal bancaria se reportó un atentado explosivo, en otro caso la misma sucursal puso un aviso de cierre temporal por los contínuos asaltos.

Para la protección de los cuenta-habientes la policía del D.F. ha establecido un servicio especial de protección (custodia) llamando al teléfono: 5208 9898.

En la Delegación de Iztapalapa se reportaron una creciente ola de crímenes, se detectaron cinco “focos rojos”, además de operaciones de una banda que bloquean con un taxi ciertas vías de tránsito (accesos y salidas del Periférico) para robar a los conductores y florece el narcomenudeo. Por esta situación la Policía Federal inició un operativo especial anti-crimen.

En el Estado de Veracruz la policía desmanteló unas bandas secuestradores con 19 criminales, responsables de 44 plagios.

También se reportó que grupos de Autodefensas rechazan entregar sus armas, alegando que desde que siguen patrullando y mantienen sus retenes han bajado los delitos.

La Arquidiócesis de México denunció recién una creciente presencia de sacerdotes falsos y alertó a los feligreses por engaños y abusos de estos criminales disfrazados.

Comentarios

La fuga de “El Chapo Guzmán” puso en evidencia la importancia que aún corresponde al Cártel de Sinaloa como organización del narcotráfico con más presencia a nivel internacional, como organización con gran capacidad para comerciar la cocaína, mariguana y traficar heroína (producida en México).

Con la libertad de “El Chapo Guzmán” existe el problema de que recrudezcan las confrontaciones y la violencia entre cárteles, especialmente entre el Cártel de Sinaloa y los de Jalisco Nueva Generación, de Los Zetas y otros, con influencias directas en la Situación de Seguridad Pública y Nacional, por lo que no se puede descartar una escalada de violencia en ciertas entidades estatales.

En el Estado de Michoacán la información de un fracaso de la política federal y estatal de garantizar el desarme de los grupos de autodefensa en las principales regiones del Estado de Michoacán, abre nuevas vías de violencia y confrontaciones armadas con grupos de narcos, pero también con unidades del Ejército, la Policía Federal y Municipal.

Este fenómeno puede dispararse también en otras entidades estatales. Por otro lado se presentó un nuevo grupo armado con el nombre “Los Blancos de Troya”.

En la Ciudad de Matamoros, en el Estado de Tamaulipas, los crecientes crímenes y asaltos en las carreteras que convergen con la ciudad, contra autobuses, camiones de carga, representantes de empresas abarroteras, etc. han desatado una crisis de seguridad para las autoridades, empresarios, comerciantes y la población en general. Además persisten los robos a comercios, los secuestros y las extorsiones en diferentes regiones del estado.

En otras regiones del estado se han reportado el desmantelado de redes de sistemas de narcovigilancia de unas 127 cámaras, solamente en Ciudad de Reynosa la policía desmontó unas 24 videocámaras. De esta manera los narcocárteles vigilaban los movimientos y operativos de las Fuerzas Federales en su contra, por lo que era muy común que los narcos ponian retenes y emboscadas en muchos lugares.

El Consulado de Estados Unidos en Tamaulipas está alertando a sus ciudadanos por está situación de riesgo en esta entidad estatal.

En un partullaje de unidades de la Marina Nacional en la frontera entre los Estados de San Luis Potosí y Tamaulipas, un grupo de delincuentes atacaron con fusiles a un helicóptero, que no sufrió daños, pero si que resultaron muertos seis delincuentes.

En el Estado de México reportan un considerablemente aumento de feminicidios en lo que va del año. Como consecuencia para hacer frente a esta ola de crímenes se han puesto en alerta once municipios, entre Toluca, Ecatepc, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Naucalpan, Tultitlán, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca y Valle de Chalco.

En el Estado de Guerrero proliferan los asesinatos en general con gran número de asesinatos, ocasionados principalmente por grupos de narcos. En el turístico Puerto de Acapulco, por la temporada vacacional, el Gobierno Federal ha reforzado las medidas para garantizar la vigilancia y limitar los crímenes a las periferias de la ciudad. Desde el inicio de las vacaciones hasta finales de julio, se reportaron 44 homicidios en el área del puerto, fuera de la zona turística.

En el Distrito Federal se reportó un aumento de las denuncias de tortura policial. La Comisión de Derechos Humanos ha documentado numerosos casos de tortura ejercida por policías. La PGJDF-Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal ha tomado más medidas de control.

En el Estado de Puebla se presentaron casos de robos de gasolina por jefes de policía.

En el “Triángulo Dorado”, frontera entre Sinaloa, Durango y Chihuahua, han bajado los homicidios en un 50%, a la vez que crecieron los sembradíos de amapola.

En Iguala y Ayotzinapa (Estado de Guerrero), después de 10 meses de los trágicos hechos, siguen las protestas por la desaparición (más bien la masacre), de los 43 estudiantes normalistas, pues los padres organizan todavía más marchas, en el D.F. a mediados de julio pasado, y dos caravanas que recorrerán el país a partir de finales de julio/principios de agosto. Estas marchas representan un foco desestabilizador.

Por otro lado la CNDH-Comisión Nacional de Derechos Humanos pide a la PGR-Procuraduria General de la República no cerrar el caso para aclarar las dudas.

Según una encuesta de INEGI un 69% de la ciudadanía en el país considera su ciudad donde viven insegura de la situación de (in)seguridad por los incontables delitos de bajo impacto. En el Distrito Federal los principales problemas de la ciudadanía son la inseguridad (42%), la violencia y el crimen (54%).

México es uno de los países donde se registran más agresiones a periodistas. En el primer semestre de 2015 se reportaron 227 agresiones. Hace unos días se reportaron el asesinato de dos periodistas, uno en Oaxaca, otro en Veracruz.

A nivel internacional se considera México un país muy perceptible al lavado de dinero y la corrupción.

El crimen organizado usa cada vez más las extorsiones contra diversos giros comerciales, como p.ej. gasolineras, talleres mecánicos, tiendas, abarrotes, farmacias, etc., para aumentar continuamente sus ingresos. Como medios de presión, como amenazas de muerte, agresiones físicas, incendio de locales, tiendas, etc.

El problema de robo de identidad se ha convertido en un gran problema para los bancos y sus clientes. Por ahora se informan 129 mil reclamos bancos en el D.F., Estado de México, Nuevo León, Puebla y Guanajuato.