Denuncia penal por tráfico de influencias contra Carmen Salinas y el magistrado Lino Pedro Bolaños

PRIMERO.- Luis Simón Montaño trabajo por más de diez años en la obra Aventurera, y la Sra. Carmen Salinas lo despidió diciéndole que ya no podría ir a la gira de Estados Unidos y que eran ordenes de los productores.

Por lo que Luis Simón Montaño promovió un juicio laboral en contra Carmen Salinas Lozano, Guillermina Mónica Vallejo Badager y la persona moral denominada Vallejo y Salinas Producciones, S.A. de C.V., reclamándoles un despido injustificado y las diversas prestaciones de ley que por ende se adeudan, habiéndose formado el expediente 950/2012, radicado en la Junta Local Numero 15 de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal.

SEGUNDO.- Dicha autoridad, previo la tramitación del procedimiento laboral correspondiente, en el cual fue debidamente emplazada Carmen Salinas Lozano, quienes por medio de su representante legal compareció a juicio sin haber opuesto excepción o defensa alguna que las eximiera de las prestaciones reclamadas por lo que la autoridad laboral, consideró que admitieron los hechos y prestaciones contenidas en dicha demanda laboral.

Se continuó con el procedimiento y en dicho juicio laboral se emitió el laudo correspondiente con fecha 6 de Mayo de 2013, condenando a Carmen Salinas a pagar todo lo que se le demando en juicio.

A consecuencia de lo anterior, el 23 de Enero de 2015, las partes de común acuerdo dan cumplimiento al laudo haciéndose mutuas y reciprocas concesiones, es decir las partes de común acuerdo, aceptaron los términos del laudo ( insistiendo que ha causado estado) y consecuentemente tanto los hechos como las prestaciones demandadas, fueron aceptadas por Carmen Salinas, es decir, acepto la relación laboral y el despido del trabajador, comprometiéndose a no ejercer o seguir ejerciendo ACCION PENAL o de cualquier otro tipo y además no reservarse ningún derecho en contra de Luis Simón Montaño.

TERCERO.- Independientemente del juicio laboral, Carmen Salinas denuncia el delito de FRAUDE PROCESAL, excusándose en un error de dedo realizado al momento de hacer la demanda laboral, ya que ella tanto en entrevista como ante la Junta de Conciliación y Arbitraje admitió el despido (que Luis Simón Montaño, no había sido llamado a seguir con Aventurera en la gira de Estados Unidos) indicándolo como responsable de tal delito, por lo que se procedió a integrar la averiguación previa FCH/CUAH-2/T1/1506/13-04 del Distrito Federal, la cual fue consignada por dos ocasiones al C. Juez de lo Penal Cuadragésimo Tercero del Distrito Federal:

a).- En la primera ocasión que fue consignada la citada averiguación previa, el C. Juez antes mencionado declaró que; NO SE TIPIFICA EL DELITO.

b).- Por segunda ocasión se consigna la citada averiguación previa y de nueva cuenta el C. Juez vuelve a considerar que NO HAY DELITO QUE PERSEGUIR POR FALTA DE ELEMENTOS DEL MISMO, pero en esta ocasión nuevamente Carmen Salinas interpuso el recurso de apelación, el cual lo resuelve la Tercera Sala Penal del Distrito Federal; el día 23 de Febrero de 2015, inexplicablemente esta vez el Magistrado Lino Pedro Bolaños Cayetano contradiciendo su primera opinión y sin que se haya aportado elemento adicional que lo pudiera cambiar, ordena al juez de origen que se dicta la orden de aprehensión, lo cual lo hace el 27 de Febrero de 2015 en la causa penal número 124/2014 del índice del juzgado Cuadragésimo Tercero del Distrito Federal, en forma infrahumana, violenta, con uso de la fuerza y sin respeto alguno para Luis Simón Montaño y delante de su familia el día 5 de Marzo del 2015 fue detenido privándolo de su libertad, sin causa, ni razón alguna y violando además sus derechos humanos, garantías que otorga la máxima Ley del País que es la Constitución.

Así las cosas, la imputación que hace en contra del suscrito, en tanto que provienen de un supuesto FRAUDE PROCESAL, el cual carece de los elementos indispensables para acreditar el engaño a una autoridad, ya que de constancias se advierte que Carmen Salinas, fue legalmente emplazada al juicio laboral, acepto el despido injustificado, así como también todas las prestaciones y los hechos que en el mismo se reclamaban, habiendo tenido en todo momento su derecho de defensa.

En ese orden, en tanto que esas imputaciones no son hechos ciertos, también lo es que no existe otra prueba que pueda robustecer la imputación que incriminan a Luis Simón Montaño, sino todo lo contrario en el juicio ordinario laboral existen pruebas suficientes que acreditan que Carmen Salinas Lozano aceptaron, la demanda laboral, circunstancia que la Autoridad Judicial no tomo en cuenta.

La Señora Carmen Salinas, ha promovido una resolución ilegal del Magistrado Lino Pedro Bolaños Cayetano, quien dictó una resolución ilícita, en contra de Luis Simón Montaño.