La información del Gobierno Federal sobre la situación de seguridad en el país reafirma, como ya es costumbre, los éxitos logrados en el combate al crimen organizado y las tendencias a la baja de los crímenes de alto impacto en la mayor parte del territorio.

Sin embargo la información del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto y de su Gabinete de Seguridad, difiere en muchos aspectos de las noticias en los medios.

En todo caso es de mencionar que las constantes de la (nueva) estrategia del gobierno son la voluntad y los esfuerzos de las fuerzas de federales de seguridad en el combate a la violencia y el crimen organizado. Sin embargo la percepción de gran parte de la ciudadanía (hasta un 70% aprox.) es que la inseguridad sigue siendo uno de los más relevantes problemas en todo el país. La Iniciativa Privada (IP), a través del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), reitera que la inseguridad en el país sigue afectando la economía nacional.

En Michoacán no cesa la violencia, los enfrentamientos entre las fuerzas federales y grupos del crimen organizado siguen, hay crímenes que aún van en aumento, como p.ej. secuestros, extorsiones y cobro derecho de piso. Parece que el problema de los Autodefensas aún no está solucionado. La “renuncia”, o mejor dicho el retiro de Fausto Vallejo como gobernador, es consecuencia de la intervención del Gobierno Federal.

En Tamaulipas se reporta que el crimen organizado ha intensificado los secuestros y asaltos contra automovilistas y el transporte público en las carreteras del estado. Viajar en autobús se ha convertido en una pesadilla para los pasajeros.

En Guerrero, especialmente en Acapulco, la COPARMEX, advirtió de un rebrote de asaltos, asesinatos y extorsiones y en Chilpancingo preocupan los crímenes contra el comercio.

El Estado de México sigue entre los más violentos estados en el país, los enfrentamientos entre las fuerzas federales de seguridad y los grupos del crimen organizado, las extorsiones, los secuestros y homicidios están a la orden del día.

En el norte del Estado de Veracruz los Cárteles del Golfo y Los Zetas libran una guerra por el control de plazas con el incremento de crímenes contra el comercio y la población.

Los Estados de Baja California, Colima, Guanajuato, Oaxaca, Sonora y Tabasco permanecen bajo los “focos rojos” por la poderosa presencia del crimen organizado.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

En el Estado de Michoacán, según las recientes declaraciones del Comisionado Federal de Seguridad, Alfredo Castillo, “la ofensiva federal logró la recuperación de la seguridad y de espacios públicos en territorios que anteriormente estaban ocupados por grupos del crimen organizado.

Además anunció la caída de extorsiones y que ya no existen las Autodefensas”. El Presidente Enrique Peña Nieto y su Secretario de Gobernación Osorio Chong, señalaron que a partir del inicio del operativo federal de seguridad por la intervención de las fuerzas federales, “las prácticas de extorsión y cobro de piso han disminuido considerablemente”.

Sin embargo, el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) detalló en un comunicado, que según datos del Secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNESP), con fecha del 18 de Junio 2014, se registró un incremento de las denuncias por el delito de extorsión. Según fuentes oficiales, la seguridad es un asunto a largo plazo en este estado.

En la capital del Estado de Guerrero, Chilpancingo, al igual que en Acapulco, el gobierno estatal se apoya en las Fuerzas del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal para que se reduzcan las altas cifras de crímenes (homicidios, extorsiones y secuestros) y den mayor seguridad a la población.

En Acapulco siguen lso focos rojos en algunos municipios y colonias en el área de Pie de la Cuesta y periferias.

En todo el estado siguen registrándose enfrentamientos armados entre bandas rivales con un considerable saldo muertos en sus filas.

En el Estado de Tamaulipas, la situación de seguridad en general sigue problemática, a pesar de que los operativos y patrullajes del Ejército, la Marina y la Policía Federal en las principales ciudades han aliviado gran parte de la población civil.

Por el nuevo fenómeno de los asaltos y secuestros al transporte público, principalmente en las carreteras Matamoros-Reynosa, Ciudad Victoria-Padilla y Ciudad Mante-Estación Manuel, los choferes piden más operativos de vigilancia de la Policía Federal. Hay alertas por la incontrolable ola de asaltos y robos en las ciudades Matamoros, Reynosa y otras.

En el Estado de Nuevo León las estadísticas oficiales de la Procuraduría de Justicia del Estado indican el crecimiento de secuestros y extorsiones en el primer semestre de 2014.

El Estado de México lideró durante los pasados meses de enero a mayo en crímenes de alto impacto, robos con violencia, violaciones, atracos a bancos. Se registraron 1.685 denuncias, también por los enfrentamientos de Fuerzas Federales y grupos criminales.

En el Distrito Federal, después de un asalto a un empresario en un lujoso Hotel en Reforma, acuerdan más presencia de fuerzas federales en limítrofe y zonas conurbadas con Estado de México.

Comentarios

Referente a los crímenes mencionados en este boletín hay otras noticias alarmantes. P.ej. el gran número de jóvenes que son presa del crimen organizado y las altas cifras de bajas causadas por fuerzas federales (militares) entre las bandas del crimen organizado.

Según investigaciones sociales se calcula que más o menos unos 7 millones de jóvenes mexicanos están contratados y laboran en organizaciones criminales. Estas investigaciones se basan en reportes de las víctimas de ejecuciones de jóvenes en México (un 50% aprox.).

Según informes de la Sedena, en lo que va del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, el Ejército reporta el abatimiento de un total de 628 presuntos criminales, la Marina unos 57 y la Policía Federal 118.

La reaparición de la organización criminal, “Guerreros Unidos”, resultado de la fracturación del cártel de “Beltrán Leyva” (en 2012), llamó nuevamente la atención por su extrema violencia y su disputa por el poder en el Estado de México con “La Familia Michoacana” y “Los Caballeros Templarios”.

El ex líder comunitario y ex vocero de las autodefensas en la región de Tierra Caliente en Michoacán, Dr. Mireles Valverde, mantiene a las autoridades estatales (y federales) alertados por su desafío de los decretos de desarme. Mireles y un grupo de seguidores fue detenido por portación de armas de uso exclusivo del ejército y posesión de droga.

También llamó la atención una nota de la prensa difundida recientemente, de que en los frentes de combate contra el narco participan entre 30 a 40 mil militares, en funciones policiales. También cita el problema de que el ejército aplica a veces desproporcionados medidas que convierten los enfrentamientos en combates meramente militares, de dureza y represión, de impunidad sistemática y endémica, por falta de una rendición de cuentas.

La conmemoración de la marcha por la paz y el fin de la inseguridad en la capital del país en 2004, organizada por varios consejos de seguridad ciudadana y familiares de víctimas, con la participaron un millón de ciudadanos, terminó con el reclamo, que la inseguridad, los riesgos y peligros de la vida diaria de los mexicanos siguen igual o incluso peor.

En este contexto se menciona que aunque los gobiernos del sexenio pasado de 2006 a 2012 y del actual a partir de 2012, las fuerzas de seguridad han detenido, eliminado o extraditado gran número capos, sin que se haya logrado una verdadera mejoría de la inseguridad.

La Iglesia opina que la inseguridad y la espiral de violencia se originan en la pobreza.

Los gobiernos Federal y del D.F. acuerdan importante refuerzo de Seguridad en la capital.


Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído