Falta mucho para terminar con Los Templarios

Durante los últimos 10 años, autoridades locales de Michoacán permitieron que los grupos criminales controlaran el narco. Además, les permitieron imponer un sistema de explotación mediante secuestro, extorsión y robo a gran escala.

El gobierno federal debe enfocarse en atacar la corrupción y la colusión de autoridades con los criminales. Ahora, después de Michoacán, el Presidente Peña debe ver hacia Tamaulipas, donde la situación no es mejor.

Acento Informativo 2014.04.24

{podcast_media 354}