Un paso más hacia el estado fallido

Los hechos ocurridos en Torreón, Coahuila, representan un paso más hacia el estado fallido. Donde el estado mexicano cede el control de la violencia ante las organizaciones criminales. Llama la atención que la seguridad no es pareja, mientras la boda del hermano del gobernador Moreira está blindada para que Peña Nieto e invitados estén seguros, el resto de la población está expuesta a ser asesinada en cualquier reunión familiar. En Acento Informativo 2010.07.19

{enclose 20100720.mp3}