La pesadilla de nunca acabar

Cada vez que repunta la violencia en Ciudad Juárez, hay razones para temer que regrese el terror vivido hasta 2012. Pero la violencia del crimen organizado no solo golpea a Chihuahua, sino a gran parte del país.

Tras la captura de 'El Chapo' Guzmán, hay jefes del narco que quieren su trono. Un capo provoca violencia, es abatido o capturado y los otros empiezan a pelearse entre sí.

Hay quienes afirman que la violencia no parará hasta que se legalicen las drogas, pero semejante razonamiento es algo más que ingenuo. La prohibición no es el problema, el mejor ejemplo es Estados Unidos, donde la violencia no se tolera en una forma organizada como la de México.

Si el gobierno no elimina las milicias privadas, entonces sí, la violencia nunca terminará en el país. Tony Tirado en Radio Cañon 800am en Ciudad Juárez 2016.10.18