Hay que temer por el futuro de México

Hoy, tenemos razones para temer por le futuro de México. Principalmente porque la sociedad está perdiendo su certeza.

Si bien es cierto que en México impera la impunidad, también sabemos que quienes sí son detenidos y procesados por un delito serán castigados de alguna forma.

Pero ahora imaginemos que todo cambiará, y que aquellos criminales detenidos no sean castigados, la vida sería un completo caos.

Eso que se antoja terrible empezó a ocurrir. Pobladores de Nochixtlán se presentaron en la CDMX para exigir que policías y autoridades sean encarcelados por los hechos del 19 de junio y que desde la cárcel pidan perdón.

Ese día, pobladores y simpatizantes de la CNTE cometían el delito de ataque a las vías de comunicación. Policías estatales y federales se presentaron, siguiendo su protocolo, pidieron que se retiraran.

Los policías fueron atacados por los delincuentes, y ante el uso de armas de fuego en su contra, con todo derecho, estos repelieron la agresión.

El gobierno no solo liberó a los delincuentes, sino que se sentó a negociar con criminales. ¿Osorio Chong sabrá que él también comete un delito? Acento Informativo 2016.08.01