El caso Iguala se torna político y nada más

La PGR dio conclusiones en torno al caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.

De acuerdo con la PGR, la lógica detrás del caso sugiere que si uno de los estudiantes fue asesinado y calcinado, por ende los demás también padecieron la misma suerte.

No obstante, el que no exista evidencia física para identificar tal aseveración, impide que se concluya la muerte de todos.

Los padres de los desaparecidos, y sobre todo la izquierda radical, insiste en que los muchachos siguen vivos. Lo peor, es que sugieren sin evidencia que es el gobierno del Presidente Peña quien los mantiene cautivos.

Desafortunadamente, los motivos detrás de tales declaraciones son políticas y para nada esperan alcanzar justicia para las familias lastimadas. Tony Tirado en Radio Cañon 800am en Ciudad Juárez 2015.02.02