La orden de 'no actuar' viene del gobierno de Guerrero

En Guerrero todo está mal, y seguirá mal. En nombre de la protesta por Ayotzinapa, maestros y estudiantes de la normal han producido decenas de incidentes criminales.

Actúan con absoluta impunidad, la policía ve que se cometen crímenes y no hace algo para detenerlos, tienen orden de no intervenir.

Rogelio Ortega le exigió al gobierno federal que sus operativos de seguridad sean eficaces, pero el gobernador de Guerrero se quedó sin vergüenza.

Si los policías no actúan, es precisamente porque el gobernador les dio semejante orden.

Después de 6 años de que se denunció a Rogelio Ortega ante la PGR, la institución federal se niega a llamarlo a declarar.

¿A donde puede ir un país si se le ordena a la policía a no actuar ante los atracos, y si a los presuntos criminales se les premia con cargos públicos?

El gobierno federal debe actuar de frente en Guerrero, pero este también está fallando. Acento Informativo 2014.12.30

{podcast_media 388}