La izquierda se quedó sin... verguenza

Las atrocidades que se vivieron en Iguala tuvieron una razón de ser, y un actor intelectual del crimen, el expresidente municipal de Iguala.

José Luis Abarca, militante distinguido del PRD, ordenó y participó en el el secuestro de militantes de su partido. Incluso fue parte del asesinato de tres de ellos.

Ahora, la propaganda de la izquierda mexicana intenta desviar la atención de los hechos. Y acusan de manera burda que el Gobierno del Presidente Peña pudo haber estado involucrado en la desaparición de los normalistas.

La izquierda quiere cambiar la historia a través de mentiras burdas sin sentido alguno. Y ahora dicen que Abarca no ordenó el ataque, claro, no ofrecen ninguna clase de prueba a favor del político de izquierda.

Los hechos en Iguala son el eslabón de una historia de matanza de la izquierda contra la izquierda en Guerrero. Tony Tirado en Radio Cañon 800am en Ciudad Juárez 2014.12.15

{podcast_media 387}