¿Y las consecuencias de legislar mal?

La Ciudad de México es un laboratorio en donde se ensayan las regulaciones y políticas absurdas, anti-económicas y anti-sociales, para luego extenderlas cual peste por toda la nación.

La ALDF acaba de prohibir el uso y exhibición de animales en los espectáculos de los circos. Supuestamente, estos son víctimas constantes de castigos. Pueden haber casos, pero seguramente un animal no obedecía a su domador si este lo maltratara a cada rato.

La mente enferma de los legisladores del DF no es capaz de ver más allá al momento de legislar. ¿Acaso pensaron en los cientos de familias que se dedican al espectáculo? ¿Cómo podrán cuidar a los animales? Sin dinero, no habrá alimento para nadie.

Peor aun, los políticos hipócritas no pensaron dónde serán abandonados los animales que ahora habitan en cautiverio.

Gracias a nuestros políticos ¿cuántos animales serán sacrificados? Tony Tirado en Radio Cañon 800am en Ciudad Juárez 2014.06.16

{podcast_media 363}