Es un logro la captura del líder de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño, la cual -como otras importantes- se origina en inteligencia de agencias estadounidenses de aplicación de la ley.

Pero una golondrina no hace verano. Pese a esta captura, pese a que en octubre de 2012 cayó abatido en un enfrentamiento con marinos, el hasta entonces máximo líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano y pese a otros golpes anteriores, esa organización criminal se mantiene básicamente intacta.

Otra organización criminal que se mantiene casi intocada y en ascenso es la de los Caballeros Templarios, sobre todo en Michoacán y pese al operativo militar iniciado el 20 de mayo en Tierra Caliente. En aquel entonces el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, declaró que la presencia militar se mantendría hasta que la paz y la seguridad retornaran a la región. Pero al ritmo en que va la intervención del gobierno federal, la presencia militar se mantendrá hasta cuando menos el 30 de noviembre de 2018…

Los grupos de autodefensa han advertido que no se desarmarán hasta que el gobierno acabe con los Templarios, porque la acción del ejército se ha limitado a patrullar comunidades en donde los primeros ya habían expulsado al grupo criminal. En la mayor parte de Michoacán se mantiene el accionar impune de los Templarios: ellos, y no autoridad legítima alguna, son el poder real en el estado.

Los productores del municipio de Buenavista, quienes eran obligados a pagar por todo al grupo criminal hasta que lo expulsaron, ahora de cualquier modo no pueden sacar sus productos, porque caminos y demás territorio está bajo control de los Templarios.

La pregunta es: ¿por qué el gobierno federal no avanza al resto del estado, hasta detener a los jefes del grupo criminal y erradicarlo por completo?

PAN y PRD denunciaron que Fausto Vallejo fue electo gracias a la intromisión de Los Templarios en los comicios de 2011, con quienes el ahora gobernador (permanentemente enfermo) y su partido -el PRI- tendrían compromisos tan fuertes como inconfesables. La falta de acción de los gobiernos estatal y federal contra el grupo criminal da fuerza a esa versión. El Presidente Enrique Peña tiene que demostrar que eso no es verdad y debe hacerlo ¡ya!

Redes Sociales

Otros Temas