Colors: Green Color

En diciembre de 2002 se presentó el estudio “La impunidad como determinante del aumento de la violencia y el crimen”.

La información más reciente de ese estudio correspondía al año 2000, pero enero de 2003 el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó el Cuaderno 10 de las Estadísticas Judiciales Penales en Materia Penal y los Anuarios Estadísticos 2002 de algunas entidades federativas, materiales ambos que contienen información de 2001.

En 2006, de acuerdo a los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública en el país fueron denunciados 1,438,730 delitos del fueron común frente a 1,415,681 en 2005, lo cual significa un incremento del 1.63%

La diferencia resulta estadísticamente poco significativa pues en 2006 la población nacional habría aumentado en un 1% con relación a 2005.Cuando se observan las variaciones de un año a otro de las entidades federativas, resulta que algunas de ellas se antojan inconsistentes. El caso más destacado es el de Nayarit en donde la incidencia criminal habría crecido en 141% en tan solo un año.

Conforme a la más reciente evaluación de la impunidad realizada por este Consejo y que hoy damos a conocer, en México solamente el 8.57% de todos los delitos denunciados del fueron común merecen una sentencia condenatoria, mientras que queda en la impunidad el 91.43% de los crímenes. Esta tasa de impunidad, correspondiente a 2002, es prácticamente igual a la de 2001 (8.5), 2000(8.8%) y 1999 (8.6), o sea que no hay avance en esta materia. Además la tasa de punidad en México es tres veces más baja a la del promedio mundial que es de 24 sentencias condenatorias por cada 100 crímenes denunciados.

Las cinco entidades federativas con  mayores tasas de impunidad son el Estado de México, donde el 96.48% de los crímenes denunciados quedan impunes; Morelos, Quintana Roo, Yucatán y Guerrero.  Y en contraste las cinco entidades donde más delitos denunciados reciben una sentencia condenatoria son: Nayarit, Sonora, Colima, Michoacán y Campeche.  En Nayarit  hay diez veces más sentencias condenatorias que en el Estado de México.

Hay una razón muy simple de la inseguridad México: más de 400 mil delincuentes, claramente identificados y contra los que existen órdenes de aprehensión, en lugar de estar en la cárcel se pasean impunes por las calles y la mayoría de ellos sigue delinquiendo.

De acuerdo a los datos reportados por las procuradurías de justicia de las entidades federativas al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), al concluir 2004 e iniciar 2005 poco más de 198 mil órdenes de aprehensión no habían sido ejecutadas.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído

Banner - Sidebar Right