Colors: Green Color

Lo peor de la actual crisis de violencia, impunidad y corrupción en México es esa espantosa sensación de que no va a pasar nada. Nada. Es el temor, bien fundado, de que no habrá justicia en el caso de la matanza de 43 estudiantes en Guerrero, ni habrá tampoco una investigación oficial sobre cómo se financió la casa de siete millones de dólares de la familia presidencial. Indigna sospechar que todo seguirá igual.

El Gobierno Federal no ignoraba que a Rogelio Ortega, el gobernador sustituto de Guerrero, lo habíamos denunciado penalmente en 2009 por presuntamente haber cometido secuestros, unos en alianza con las FARC. Pero aun así decidió apoyarlo y fue recibido en Los Pinos por el Presidente Enrique Peña ¿Por qué?

Redes Sociales

Otros Temas

Banner - Sidebar Right