Para tratar de salvarle la cara al GIEI, salieron los del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) con una versión reciclada de que la ejecución e incineración de los 43 normalistas de Ayotzinapa en el basurero de Cocula es una farsa montada por la PGR.

Sus argumentos son, además de falaces, ridículos y contradictorios. Dicen que los restos hallados de entrada no podían corresponderse con los de los desaparecidos por su perfil de edad. Entonces ¿por qué entre esos restos están los de 2 desaparecidos ya identificados con pruebas de ADN? Y si eso creía el EAAF ¿por qué colaboró en la selección de los restos que analizaría la Universidad de Innsbruck?

El EAAF dice también que el resultado del análisis de la mayoría de restos aún no se conoce, ¿entonces por qué adelanta juicios?

Los “expertos” argentinos repiten la insinuación de que proyectiles sin percutir hallados en el basurero fueron sembrados por la PGR. Patrañas. La PGR en su acusación jamás dijo que hubieran sido utilizados para ejecutar a los desaparecidos.

El EAAF repite los errores y falacias del GIEI sobre la supuesta imposibilidad de la incineración pues, dice, no hay evidencias de incendio. Y es así porque no lo hubo, sino una quema controlada con muy poco combustible y el aprovechamiento de la grasa corporal de las víctimas para su destrucción, como estableció el doctor John De Haan, el verdadero experto.

En tanto se pasó mes y medio en Roma el “experto” Carlos Beristaín, cabildeando para que el papa Francisco, durante su visita a México, adoptara las patrañas del GIEI y presionara al gobierno. Con similar propósito el pleno del GIEI se reunirá con un comité del Parlamento Europeo.

¿En qué parte del convenio entre la CIDH y el gobierno mexicano dice que el dinero que éste daría a los “expertos” sería usado para hacer activismo en contra del propio gobierno?

Esa es una prueba fehaciente más de que el GIEI no ha hecho la menor contribución al esclarecimiento de la masacre de Iguala y ha cometido un fraude por un monto de más de 1.25 millones de dólares, en perjuicio de los contribuyentes y el Estado mexicanos.

Por eso la CIDH impuso en el convenio que se garantizaría inmunidad para los del GIEI. Sólo los pillos piden eso.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído