Por Seguridad y Justicia · México DF, México · 20/04/2018
No podemos seguir así.

El año pasado fue el más violento de los últimos 20 años. Hubo 23 mil 101 homicidios dolosos, es decir, la tasa de homicidios fue de 18.70 por cada cien mil habitantes.

Ya basta de que los políticos “admitan” sus fallas, digan que se van a coordinar y prometan “aplicar todo el peso de la ley”.

La realidad demuestra que han fallado. El Presidente Enrique Peña Nieto prometió bajar al 50 por ciento los homicidios y las extorsiones, pero incumplió.

Que no nos vuelvan a engañar, exígele a los candidatos presidenciales que nos digan cómo le harán para bajar la violencia que azota todos los días al país.

Es necesario que demuestren voluntad política con metas concretas, anuales, para reducir los índices de criminalidad, violencia e impunidad.

Que rindan un informe de avances cada tres meses ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública y que se difundan para que los ciudadanos los podamos evaluar.

Pasemos del silencioso ¡Ya basta! y exijamos cosas concretas a los candidatos presidenciales.

El tema de la seguridad es gravísimo y todos los candidatos presidenciales se han quedado cortos en sus propuestas, son como cartas de buenas intenciones, pero no tienen cosas concretas.