Descripción Descripción Buscar Buscar Añadir Añadir Arriba Arriba
Detalles de descarga
La Correlación entre Desintegración Familiar y Delito La Correlación entre Desintegración Familiar y Delito POPULAR

En el presente capítulo se exponen los resultados del análisis estadístico de correlación, tendiente a validar la octava de las 10 hipótesis sobre la presunta relación causal entre factores socio-económicos y el delito, la cual dice: "Existe una correlación estadística positiva fuerte entre la desintegración familiar y la incidencia criminal y una relación causal, en la cual a la desintegración familiar corresponde la categoría de variable independiente y a la delincuencia la categoría de variable dependiente".

Existe, de entrada, una dificultad respecto a la noción de "desintegración familiar", la supuesta variable independiente de la hipótesis, pues no existe una definición precisa y comúnmente aceptada del término.

Hay quienes incluso señalan que la frase "desintegración familiar" tiene un sentido fundamentalmente ideológico y no científico, que da por supuesto que existe una sola estructura familiar "aceptable" a saber: la nuclear, compuesta por padre, madre e hijos, luego entonces, las familias que no responden a ese modelo se les "estigmatiza", porque a su atipicidad se le atribuyen per se rasgos y efectos negativos.

Por otro lado, la desintegración familiar no ha sido de los factores que hayan merecido más atención por parte de los partidarios de la Etiología Determinista Económica del Crimen (EDEC). Los partidarios de la EDEC, que en tiempos muy recientes incluyeron a la desintegración familiar como uno de los supuestos factores criminógenos, sostienen que la ruptura de los lazos familiares es una consecuencia de la pobreza y la marginación, y supuestamente la separación de los cónyuges afectaría la formación de los niños, y en la adolescencia o como adultos serían más propensos a delinquir.

No deja de llamar la atención que las corrientes autoproclamadas "progresistas" mantengan un discurso incongruente que, por un lado, considera las familias desintegradas tan normales y válidas como las integradas y, por otro, atribuya a la desintegración familiar (que no sería en sí misma "negativa") ser un factor criminógeno, es decir, negativo.

Datos

Versión:
Tamaño473.29 KB
Descargas1,092
Lenguaje Spanish
LicenciaGNU/GPL external
AutorJosé A. Ortega
Sitio WebPágina de Inicio external
Precio
Creado2010-08-02 18:55:11
Creado por
Cambiado el2010-09-24 16:56:09
Modificado por

Descargar

Informar sobre una Descarga

Redes Sociales

Otros Temas